Candil nica, oscuridad costarricense
En Nicaragua tenemos condiciones jurídicas que en Costa Rica no hay, comentó Javier Matamoros, gerente de Hidroeléctrica Platanar.Gerson Vargas/La República
Enviar

Perfil empresarial: Inversión

Candil nica, oscuridad costarricense

Trabas aquí llevaron a empresa a buscar otros mercados

Candil de la calle y oscuridad de la casa. Esa es la situación de la empresa Hidroeléctrica Platanar, pero no por su gusto.
Las difíciles condiciones que ofrece el mercado eléctrico nacional para ampliar su participación la obligó a buscar nuevos mercados.
Fue así como llegó a la comunidad de Jinotega, al norte de Nicaragua, donde construye una planta eléctrica.
Se trata de Hidro Pantasma, una central hidroeléctrica que generará 13 Megavatios, suficiente para abastecer 10 mil hogares.
La empresa nacional invierte $43 millones en la obra, financiados por el Banco Centroamericano de Integración Económica.
En este momento la construcción de la planta lleva un avance del 75%. La inauguración está prevista para abril del año entrante.
Aparte de llevar energía e inversión, Hidroeléctrica Platanar genera otros beneficios a los nicaragüenses.
Actualmente emplea a 150 personas en los trabajos de construcción y paga algunos impuestos al gobierno de Daniel Ortega.
Esas ventajas no las pudo generar en el país debido a las trabas que encuentra para aumentar su participación en la producción eléctrica, destacó Javier Matamoros, gerente de la sociedad eléctrica nacional.
Uno de los obstáculos es que la ley no permite a los empresarios generar más del 15% de la capacidad instalada que tenga el país, aunque se sufra de escasez eléctrica.
La incertidumbre con las tarifas es otra limitación que impone Costa Rica a la inversión privada.
En ese sentido, los empresarios advierten que existe inseguridad jurídica ya que el modelo tarifario actual, que se rige por medio de bandas, es ilegal a criterio de la Procuraduría.
En cambio en Nicaragua los nacionales encuentran mejores condiciones, según Gerardo Ramírez, presidente de la junta directiva de Hidroeléctrica Platanar.
La principal es que tiene reglas claras en cuanto a la compra y venta de energía con la empresa distribuidora.
El costo en que se le compra la energía producida también hace más atractivo el mercado nicaragüense, pues allá se paga 4,5 y nueve centavos de dólar más por cada kilovatio que produce en relación con lo que se reconoce aquí.
Adicionalmente el país vecino ofrece exenciones fiscales. Por ejemplo, los empresarios costarricenses no pagarán el impuesto de la renta por siete años.
El grupo Hidroeléctrica Platanar está integrado por las empresas nacionales Saret y Matamoros.
Juntos tienen dos centrales hidroeléctricas en el país: Hidroeléctrica Platanar, que produce 15 megavatios, y Desarrollo El General, que produce 40 megavatios.

201211182252420.n77.jpg

Danny Canales
[email protected]

Ver comentarios