Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



COLUMNISTAS


Campanazos digitales

Juan Carlos Barahona | Jueves 31 julio, 2008


Campanazos digitales

Juan Carlos Barahona

Imagínense la siguiente escena: El profesor termina su clase y comunica a sus estudiantes que los interesados en continuar la discusión, se pueden encontrar en media hora en el “lounge” de “la isla”, que es la forma casual de llamar su espacio virtual en “Second Life”, pues ahí lo están esperando sus estudiantes de Francia y Singapur…
www.secondlife.com es un espacio virtual tridimensional. Allí, usted crea su “persona ” o “yo digital” (¿qué pensaría Freud?). Ese es su avatar y es ciudadano de un mundo que ya superó los 100 millones cuadrados de construcción a un precio que hasta hace poco oscilaba alrededor de los 2 dólares Linden la moneda oficial. Este mundo de unos cuantos miles de islas, los 14 millones y medio de residentes tienen su propia economía y los Linden se compran y se venden en dólares del mundo real.
Esta plataforma tecnológica (Metaverso) posiblemente será la forma en que usaremos cotidianamente Internet en unos cinco años o menos.
¿Qué implicaciones y oportunidades significan estos nuevos canales de comunicación?
Es difícil saberlo, pero la pregunta es obligada… sobre todo si vendemos algún tipo de servicio… pues los campanazos suenan a lo lejos y no es bueno ignorarlos. Les cuento los dos que yo estoy oyendo:
Estudiantes jóvenes y no tan jóvenes vienen a clase con sus computadores y están en línea. Tengo dos opciones legítimas: Los dejo y trato de participar para entender su mundo o los obligo a que regresen durante mi clase al mundo sin Internet en que a lo mejor me siento más cómodo. Si logramos entrar al programa de una computadora por niño, el problema no será mío sino también de miles de maestros y profesores de primaria y secundaria.
Hoy, lo que enfrento es que mis estudiantes tienen y tendrán una vida en línea que se les mezcla con la vida personal y profesional. ¿Cómo debo aprovecharlo para mantener o mejorar un ambiente que nos permita desarrollar un proceso de aprendizaje profundo y significativo? ¿Cuál es el momento para ponerlos off-line u on-line?
El otro campanazo viene de una escuela de negocios:
INSEAD construyó un campus virtual en second life. En él hay aulas, laboratorios de investigación y salas para que los profesores y los alumnos o más bien, sus avatares, lo habiten. Por ahora, como un complemento a las clases personalizadas y como mecanismo de distribución de documentos, pero planean ofrecer pronto cursos completos. No solo esperan bajar costos de viajes e infraestructura sino que ven en estas aulas, la posibilidad de aumentar la diversidad de estudiantes a los que estarán expuestos los estudiantes del campus físico.
Pero esto por ahora es preocupación de los que estamos en este oficio universitario, pues es un competidor inesperado en lugar inesperado. Sin embargo, en otros sectores pueden haber otras sorpresas. Una empresa regional está por abrir oficinas en ese mercado virtual y para usted bien podría tratarse de un competidor…