Cambios toman control de agencias publicitarias
“No queremos hacer más de lo mismo, estamos en constante movimiento, no buscamos quedarnos viendo pasar lo que otras empresas hacen”, comentó Jorge Oller, presidente de Tribu, en entrevista con este medio en junio anterior cuando se anunció la separación con DDB. Archivo/La República.
Enviar

La unión a grandes agencias globales y reconocidas ha sido la tónica de las compañías publicitarias y digitales del país.
En el último año, unas cuatro agencias han realizado cambios de imagen, nombres y hasta se han expandido.
Los anuncios dentro del mercado más recientes fueron los de Publimark y Big Web Noise.
“El mercado siempre está en movimiento, vamos para una era donde queremos estar conectados con todo, y las marcas quieren estar ahí”, dijo Karla Molina, gerente de Planificación Estratégica de Publimark MullenLowe.
En cuanto a Publimark, debido a la asociación global de la agencia de publicidad Lowe and Partners con Mullen, una de las empresas norteamericanas más grandes de la industria, ahora se llamará Publimark MullenLowe.
El cambio de imagen, que ahora se representa con un pulpo boxeando, se realizó en las 90 oficinas de los 65 países donde tienen presencia.
“Para los clientes pueden estar seguros de que las campañas serán, como nuestra filosofía lo indica, más retadoras y con contenido innovador”, comentó Molina.
El objetivo es lanzar proyectos que no se hayan realizado en el país, con formatos digitales, interactivos y hasta comerciales diferenciadores.
Por ejemplo, Publimark realizó el proyecto publicitario de Pozuelo “Familia en cualquiera de sus moldes”, esta campaña será uno de los modelos para futuros trabajos.
“Queremos seguir con tareas así, que sean poco conocidas en el país y que generen mucho de qué hablar”, añadió Molina.
Gracias a la nueva asociación con Mullen, podrán tener un respaldo mayor, así como un acceso amplio a prácticas disruptivas de la publicidad alrededor del mundo.
En cuanto a la agencia digital BigWebNoise, se alió con una organización mundial llamada SoDA: The Society of Digital Agencies, por lo que también cambió su nombre a Noise Central America.
Esta unión permitirá a la empresa nacional participar en una de las más importantes redes globales de agencias digitales, y aprovechará el conocimiento de SoDA sobre tendencias, buenas prácticas e innovación.
Noise ingresó a SoDA luego de un proceso de selección de casi un año entre más de 75 agencias invitadas, que incluyó varias visitas, participación en eventos de intercambio y el respaldo de varios de miembros actuales.
En tanto, en junio anterior DDB se separó de Tribu, tras más de cinco años de relación, para asociarse con Havas Media Group, bajo el nombre de Havas Tribu.
En ese momento, Jorge Oller, presidente de Tribu, explicó que buscaban ser punteros y líderes en la evolución que siguen los medios de comunicación.
“No queremos hacer más de lo mismo, estamos en constante movimiento, no buscamos quedarnos viendo pasar lo que otras empresas hacen. Seremos el ejemplo para esas agencias”, comentó Oller, en entrevista con este medio.
Por su parte, DDB en agosto se asoció con Madison, una agencia publicitaria que maneja campañas integrales para sus clientes.

201602072144280.rec8.jpg



Ver comentarios