Enviar
Revivir el Seguro Social demanda intervenciones de largo plazo
Cambios en gerencias… ¿salvarán a la Caja?
Soluciones a la crisis serían políticas, económicas y estructurales


La salida de los seis gerentes podría no ser suficiente para resucitar a la Caja Costarricense de Seguro Social.
Eso debido a que la crisis que padece la institución responde a la acumulación de problemas administrativos, financieros y de gestión, que demanda cambios profundos, reducciones del gasto, mejoras en el cobro y revisar procesos.
A lo que se suma la necesidad de contar con dinero en efectivo para enfrentar la demanda diaria de liquidez.
La renuncia de los gerentes resultaría positiva y fortalecería a la institución en la medida en que se hubiera dado dentro de un proceso de cambio, dijo Guido Miranda, presidente ejecutivo de la Caja durante ocho años consecutivos.
La decisión de pedir la renuncia la tomó la junta directiva el pasado 13 de setiembre, tras la recomendación de la Comisión de Expertos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y después del nombramiento de la nueva Comisión de Notables.
Los convocados a dejar sus puestos fueron Rosa María Climent, gerente médica; Manuel Ugarte, de Financiero; Ubaldo Carrillo, de Logística; Miguel Pacheco, de Pensiones; Gabriela Murillo, de Infraestructura, y José Alberto Acuña, de Administración.
Mientras para las autoridades es una de las primeras medidas de reingeniería, para otros podría ser como “poner la carreta delante de los bueyes”.
“Primero hay que resolver los problemas financieros que impiden cubrir la totalidad de los servicios”, dijo Mario Devandas, economista.
Las dificultades para cancelar a los proveedores, mantener los servicios de emergencia e iniciar nuevas edificaciones son problemas por resolver.
Sin embargo, la directiva decidió atender primero el problema organizacional de la Caja.
El proceso para rehabilitar el sistema, según la OPS, debe darse antes de 2015 para evitar una debacle.
La reorientación requiere un plazo de cinco años, pero en un corto periodo la institución debe encontrar soluciones inmediatas a los disparadores del gasto, apuntó Manuel Rodríguez, presidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep).
Sin embargo, uno de los principales problemas es la falta de gestión adecuada, que es responsabilidad de las gerencias, agregó el representante de los empresarios.
No obstante, la solución integral a la crisis demandará una intervención, dispuso la OPS.
Pero tanto a la Caja como al sector salud hay que someterlos a una prolongada y compleja reforma, que debe incluir cambios en la forma de nombrar a los integrantes de la junta directiva, de las gerencias hasta innovar sobre el modelo de salud, opinan los consultados.

Gabriela Masís
[email protected]
Ver comentarios