Cambio de horario logra ahorro de dos horas al volante
Un ajuste en la jornada laboral podría significar un importante ahorro en combustible de hasta un 10%. Jennifer Hidalgo, vocera de Riteve, pide a las empresas que se animen a adelantar la jornada laboral y así dosificar el flujo vehicular. Esteban Monge/La República
Enviar

Un simple cambio en el horario laboral de su empresa, podría ahorrarles a sus colaboradores hasta dos horas detrás del volante diariamente, así como menos estrés y gasto en combustible.

Varias organizaciones que adelantaron en media hora o en una hora la jornada laboral en los últimos meses, ya reportan beneficios, incluidos un mejor ambiente de trabajo y mayor productividad.

Riteve, la Fundación Crusa y la Cámara de Hoteles, se encuentran entre las que decidieron hacer algo para mitigar el efecto de los embotellamientos durante las horas pico.

Mientras que otras organizaciones como Intelligent Sense han apostado por el teletrabajo también. Casi ocho de cada diez empresas privadas realizan teletrabajo en el país, según la consultora Manpower.

“En la Cámara hemos adelantado el horario de trabajo unos 30 minutos y esto ha significado un cambio importante, ya que ahora duro 45 minutos para hacer el recorrido al trabajo, mientras que antes duraba una hora y media en el peor escenario”, dijo Flora Ayub, directora ejecutiva Cámara Costarricense de Hoteles

En estos días, las presas no afectan tanto a los conductores por las vacaciones de medio periodo de las escuelas; sin embargo, una vez que regresen las clases, transitar por algunos puntos de la Gran Área Metropolitana volverá a ser una pesadilla.

Bajo esa premisa, quienes ya implementaron el cambio, piden a otras empresas hacer ajustes en los horarios, “ya que así tendríamos un efecto positivo en el tránsito”, dijo Jennifer Hidalgo, vocera de Riteve.

En el caso de Riteve la decisión se tomó este mes, con tres horarios de entrada 7:30 a.m. 8 a.m. y 8:30 a.m. para el personal administrativo, para que cada persona según su situación eligiera el que mejor se acomodaba.

Especialmente la gente de Heredia “estaban tardando más de dos horas en los buses y aun así no llegaban a tiempo”, agregó Hidalgo, quien aclaró que el horario de las estaciones se mantiene entre las 6 a.m. y 9 p.m.

Además de adelantar la hora de entrada, hay organizaciones que han promovido el teletrabajo como una forma de ayudar a sus colaboraciones.

Se estima que las presas generan un gasto en combustible adicional de un 10% al mes, mientras que anualmente, el gasto de los conductores por pérdida de tiempo asciende a más de $600 millones, de acuerdo con el Estado de la Nación del año pasado.

En el sector estatal, la Contraloría General, la Defensoría y el Ministerio de Salud, ya decidieron tomar cartas en el asunto.

El órgano fiscalizador por ejemplo, combinó un horario flexible para 230 colaboradores, con el teletrabajo para 125 empleados que hacen sus labores por medio de Internet.

“Con este cambio de dinámica laboral se da un ahorro importante en combustible, tiempo, estrés, asimismo, se mejora la huella ambiental del país”, aseveró Mariela Azofeifa, vocera de la Contraloría.

Semanas atrás, Carlos Villalta, ministro del Obras Públicas y Transportes, anunció que iba a estudiar la posibilidad de adelantar el horario para todo el Gobierno central, por lo que unos 150 mil empleados empezarían a laborar desde las 7 a.m.
 


Ver comentarios