Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



NACIONALES


Cambio climático llega al país

Redacción La República [email protected] | Martes 08 abril, 2008



Pérdidas por incendios forestales e inundaciones entre principales preocupaciones
Cambio climático llega al país

• Escasez de agua es considerada la principal amenaza que enfrenta Costa Rica


María Krystal Echeverría
[email protected]

Inundaciones, escasez de agua, problemas energéticos, aumento de dengue, cambios en la temperatura, variaciones en el nivel del mar e incendios forestales, todos son consecuencias del cambio climático que afecta actualmente al país.
Esta situación ha motivado a las autoridades nacionales a desarrollar un plan mediante el cual se busca revertir, o al menos mitigar, los efectos del calentamiento global sobre el país, esfuerzo que se une al de organismos internacionales.
Entre las principales secuelas económicas se encuentran gastos en salud, atención de emergencias e infraestructura dañada por inundaciones y deslaves, además de las abundantes pérdidas del sector agrícola y la afectación que en el mediano y largo plazo tendría el turismo, demostró un informe presentado ayer por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).
La escasez de agua es el problema que actualmente representa la mayor amenaza para el país, ya que fenómenos como El Niño ponen en riesgo al 80% de la población nacional que se abastece de la vertiente del Pacífico.
“El cambio climático es el desafío más importante que enfrenta la humanidad, se debe procurar sensibilizar a la población acerca de las consecuencias que el mundo está sufriendo”, comentó José Manuel Hermida, representante residente del PNUD.
Asimismo, la desaparición de especies en términos de biodiversidad, las sequías extremas e inundaciones, así como el adelantamiento de casi 22 días del invierno para este año y la amenaza a la agricultura, son componentes que acechan al país.
“Muchas personas creían que los problemas se darían en un futuro, pero hemos visto como se han incrementado las consecuencias que este genera”, expresó Vanesa Zamora, oficial de ambiente del PNUD.
En 2007, Guanacaste presentó gran cantidad de inundaciones que aquejaron zonas como Santa Cruz y Filadelfia, además el sector salud se vio afectado por enfermedades respiratorias, diarreas y contaminación de agua.
Por su parte, la región de Monteverde se incluye en la lista de afectados por el calentamiento global, ya que la inminente desaparición de especies como la rana arlequín y la migración de animales a las partes más altas han preocupado a las entidades ambientales.
“La lucha contra el cambio climático es una tarea de todas las personas, tenemos que hacerle frente, prepararnos con conocimiento y acciones para poner todos de nuestra parte”, mencionó Zamora.
Actualmente, el PNUD trabaja en un proyecto en conjunto con productores de melones y flores que pretende buscar acciones para sustituir sustancias como el bromuro de metilo que afectan al ambiente.
Además, la entidad donó $900 mil al Ministerio del Ambiente y Energía con el fin de desarrollar proyectos para que la población conozca sobre la vulnerabilidad actual y futura del sistema hídric
o, sus riesgos y eventos extremos.
Se espera que para el segundo trimestre de este año se inicien las investigaciones.
Por otro lado, entidades como el Centro Científico Tropical (CCT) y la empresa BioEco h
an puesto en marcha planes para mitigar los efectos climatológicos. En el caso del CCT, estrenó en 2007 una estación meteorológica que permitirá recopilar datos sobre el calentamiento global en el área de Monteverde.
También mantiene un programa llamado “Sello Amigable con el Cambio Climático”, que mediante la adquisición de sellos por parte de empresas y particulares pretende mitigar las emisiones de carbono emitidas por los vehículos.
Asimismo BioEco, empresa de outsourcing para el manejo adecuado del medio ambiente, busca conservar los bosques del país mediante proyectos como venta de certificados de regalo, con los cuales las personas pueden adquirir árboles con el fin de protegerlos e impedir la deforestación, entre otros proyectos.
“Lo que buscamos con esta iniciativa es dar a entender a la gente que se pueda vivir de manera más armoniosa, preocupándonos más por nuestra naturaleza”, agregó Meir Ary, copropietario de BioEco.