Enviar
Plan para el mercado local es convertirse en la segunda atunera en ventas
Calvo reafirma su intención de quedarse
> Expansión del negocio también abarcará el Caribe y Estados Unidos
> Costa Rica aporta el 70% de las ventas regionales de la compañía

“Nosotros no nos vamos a ir de Costa Rica”, con estas palabras, Manuel Calvo, presidente del Grupo atunero español Calvo, enfatizó sus planes en el mercado local, considerado como el más importante para la compañía en Centroamérica. Aquí es donde se produce el 70% de sus ventas regionales.
En cuatro años de presencia, la compañía ha logrado captar un 10% de participación, pese a la fuerte competencia compuesta por más de 20 marcas diferentes de atún.
Cuando inició operaciones en 2005, Calvo facturó unos $900 mil, para este año proyecta cerrar con unos $8,1 millones.
Ahora la premisa es convertirse en la segunda marca en ventas del país.
“El principal desafío en Costa Rica es hacer entender que no se puede manejar un mercado cerrado, que el consumidor necesita variedad y competencia”, comentó Víctor Pérez, gerente de operaciones de Calvo.
En el mercado local la empresa enfrenta una denuncia presentada por la firma costarricense Sardimar, por supuesto dumping, es decir cuando se coloca un producto a un precio inferior al mercado.
Sobre el tema los oficiales de la compañía se muestran extrañados ya que en 70 años de trayectoria nunca se habían encontrado en una situación similar.
“Este tipo de situaciones parecen indicar proteccionismos, pero confiamos en las leyes de Costa Rica, país que nos ofre
ció la multilateralidad que ofrece el CAFTA”, agregó Pérez.
Los planes también abarcan la incursión a nuevos destinos como Estados Unidos. La decisión de ingresar a Centroamérica surgió con la visión de, a largo plazo, desembarcar en ese mercado, así como aprovechar los beneficios del Sistema Generalizado de Preferencias (SGP) Plus —régimen que brinda exenciones de aranceles a productos industriales terminados o semiterminados—, para exportar a Europa.
En Calvo confían en que las inversiones realizadas en sus dos plantas en España, una en Brasil y otra en El Salvador, así como la flotilla de barcos propios compuesta por 11 navíos lograrán atender la demanda que se genere en dichos mercados. En la actualidad la producción anual es de 30 mil toneladas.
La estrategia de la empresa se enfoca en el desarrollo de sus marcas, en el crecimiento internacional con la apertura de nuevos mercados tanto a través de Calvo como de otras categorías como Nostromo, Razo, Mar de Plata y Gomes da Costa.
En el caso del Caribe, la empresa se encuentra en la búsqueda de socios comerciales.

Karen Retana
[email protected]
Ver comentarios