Calvo eleva apuestas en partida por el mercado atunero
Enviar
Calvo eleva apuestas en partida por el mercado atunero
• Compañía española amplía su capacidad de producción con el objetivo de acrecentar participación de mercado en Costa Rica y Estados Unidos
• Reinversión en planta de El Salvador asciende a $2 millones


Eugenia Soto
[email protected]

Con la entrada en operación de su nueva nave industrial y dos nuevas líneas de su planta de La Unión en El Salvador, el atunero Grupo Calvo afila sus armas para el desembarco en Estados Unidos y su batalla por aumentar su participación en el mercado costarricense.
La reinversión de $2 millones le permitirá al grupo español aumentar su capacidad de producción y almacenamiento de producto terminado. Esto coloca a la compañía en una mejor posición para abastecer a sus puntos de venta en Centroamérica, especialmente Costa Rica. El mercado local lidera con holgura el consumo de atún en el istmo.

Los más de dos kilos de atún anuales que consume cada costarricense han provocado el fuerte interés de Calvo. Aunque la misión de acaparar mercado no es fácil pues enfrenta la competencia de más de 20 marcas. A esto se suma el liderazgo de la compañía local Sardimar.
A pesar del escenario complicado y de una merma en el consumo, Calvo ha logrado un incremento del 200% en sus ventas durante los últimos dos años. Su participación en el mercado local es del 10%.
“Cerramos el año pasado con ventas de $7 millones en Costa Rica. Aunque eso es poco cuando se tiene en cuenta que los ingresos totales sobrepasaron los $400 millones, queremos seguir creciendo en ese mercado”, aseguró Manuel Calvo, consejero delegado de la atunera española en una entrevista con LA REPUBLICA.
La batalla por la preferencia del consumidor es encarnizada. Sardimar solicitó al Ministerio de Economía, Industria y Comercio que investigue supuestas prácticas de dumping —cuando una empresa vende sus productos por debajo del costo de producción— en el mercado atunero.
Esta polémica ha trascendido las fronteras. Brasil y El Salvador han mostrado su disconformidad ante las autoridades nacionales, ya que han encontrado presuntos yerros en la investigación que se le sigue a la empresa europea.
El otro mercado en el que Calvo cifra importantes expectativas de crecimiento es Estados Unidos con sus más de 300 millones de consumidores. Hasta el momento la incursión de la compañía española ha sido discreta. Se limita al envío de pequeñas cantidades de latas.
Sin embargo con la ampliación de las instalaciones en La Unión, junto a las facilidades de ingreso estipuladas por el Acuerdo de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana, la compañía espera aumentar la cantidad y frecuencia de los embarques.
“Queremos depender menos de las exportaciones a Europa y que las ventas de lo que se produzca en La Unión se destine sobre todo a Estados Unidos y Centroamérica”, aseveró Calvo.

Ver comentarios