Calienta el Open Británico
Enviar
Calienta el Open Británico

Diez años después regresa al campo Royal Birkdale

Dinia Vargas
[email protected]

Uno de los torneos más importantes de golf está a la vuelta de la esquina, el Abierto Británico se iniciará mañana, y ya los golfistas que asistirán a esta fiesta empiezan a prepararse para afrontarlo de la mejor forma.
Desde 1860, 14 diferentes campos de golf han sido los
encargados de albergar este prestigioso torneo. Y después de diez años de espera el Royal Birkdale tiene la oportunidad de acoger el Open, aunque ya ha sido sede en ocho ocasiones más (1954, 1961, 1965, 1971, 1976, 1983, 1991 y 1998).

En 1922 el campo fue rediseñado por Fred Hawtree y JH Taylor y se caracteriza por su pintoresco trazado, que contiene diferentes obstáculos de arena para dificultar la labor de los golfistas.
El Royal Birkdale es una joya de golf que se extiende casi ininterrumpidamente 20 millas al norte de Liverpool y en esta ocasión vuelve a ser la sede del torneo, debido a la rotación que se les da a los diferentes campos en Inglaterra. Aquí, los participantes deberán pasar durante cuatro días entre los 18 hoyos del campo para tratar de vencer al par cancha que es de 70 golpes, en un recorrido de 7.173 yardas.
El último jugador en levantar una copa en este campo fue Mark Omera, en 1998, al lograr en cuatro rondas un total de 280 golpes, seguido por Brian Watts y Tiger Woods.
Por su parte, quien se declaró campeón en la edición de 2007 del Open Británico en el campo de Carnoustine, fue el irlandés Padraig Harrington, y en una segunda posición se ubicó el español Sergio García, quienes regresan a esta edición en busca de las primeras posiciones.
Como dato interesante, sobresale que para las diferentes rondas los espectadores no podrán utilizar el celular ya que este puede desconcentrar a los jugadores.


Consulta: www.opengolf.com


Reiche no pudo

En un mal día, Manfred Reiche quedó en el quinto lugar de su categoría.

Dinia Vargas
[email protected]

El golfista Manfred Reiche no pudo mantener su buen ritmo del lunes y ayer terminó con una tarjeta de 86 golpes, que lo envió a la quinta posición de la categoría Silver, pero en la general ocupó la posición 29, y con esto concluyó su participación en el Junior British Open.
“Jugué con ganas, pero no se me dieron las cosas, no tuve la misma confianza del primer día y eso me afectó”, aseguró Reiche. Además, dijo que el viento había influido en mucho, “hoy (ayer) fue diferente, había mucho viento, y desde el inició me sentí incomodo, con falta de confianza”.
Y es que su tarjeta muestra las grandes dificultades que tuvo en la última ronda del Junior Open, tal es el caso de los hoyos 8 y 14 donde cometió triple bogey, que dieron al traste con su juego.
“Lo que sucedió es que en los hoyos 4, 5, 6 y 7 pega mucho más el viento y en contra, al estar en descubierto, por lo que me enfoqué mucho en esos hoyos, y cuando ya los había pasado bajé mucho la guardia, y esto me cobró después la factura”, afirmó el joven golfista de 15 años.
Reiche terminó al final con 160 golpes en un recorrido de 32 hoyos, mientras, que el primer lugar de la categoría Silver lo ocupó la belga Laura Cristianes con 152 golpes, y la general, Steven Lam, de Hong Kong con 146 golpes.
Para hoy, este juvenil golfista asistirá a una clínica con un entrenador especial, y en los otros días podrá ver a los profesionales en acción en el Open Británico.

Ver comentarios