Enviar
Calderón y Santos refuerzan alianzas

Los presidentes de México, Felipe Calderón, y de Colombia, Juan Manuel Santos, reforzaron ayer su relación estratégica con la firma de varios acuerdos de justicia y seguridad, y tendieron la mano a Centroamérica en la lucha contra el crimen organizado trasnacional.
Al término de una reunión, en el marco de la visita de Estado que realiza Santos a México, los dos países firmaron un tratado de traslado de personas condenadas para que los reos puedan cumplir las penas en su país de origen, y un acuerdo que autoriza por primera vez la extradición de personas buscadas en cualquiera de las dos naciones, lo que estaba prohibido desde 1928.
También suscribieron un convenio de asistencia jurídica para profundizar la cooperación judicial, policial y el combate al tráfico de armas y drogas, un memorando de entendimiento en materia de cooperación internacional para el desarrollo, y un acuerdo en materia de telecomunicaciones y tecnologías de la información.
Además, la visita de Santos se produce en coincidencia con la entrada en vigor de un nuevo tratado de libre comercio (TLC) entre México y Colombia, dos socios económicos estratégicos en la región.
El acuerdo de extradición es "muy importante en la lucha contra el crimen organizado, porque es una lucha global, y en la medida en que los países tengan instrumentos" de este tipo "vamos a ser más efectivos", afirmó el mandatario colombiano.
Agregó que México y Colombia tienen la voluntad "de ayudar a terceros países en esta lucha contra el crimen organizado en Centroamérica y las islas del Caribe", donde tienen "problemas serios confrontando el crimen organizado y el narcotráfico".
Las autoridades de varios países han destacado cómo los narcotraficantes recurren cada vez más a la región centroamericana para movilizar las drogas que van hacia el mercado de EE.UU., lo que ha tenido como consecuencia un aumento en la violencia de la zona.
"En la medida en que todos podamos trabajar juntos y confrontar este flagelo juntos, vamos a ser mucho más efectivos", apuntó Santos, quien felicitó a Calderón por su "valor" para enfrentar a la delincuencia.
"Vemos el costo tan alto que (Calderón) está pagando, pero es un costo que a la larga tiene uno que pagar si quiere liberarse de semejante problema", dijo el gobernante colombiano, y recomendó al pueblo mexicano "perseverar" y "no bajar la guardia" en esa lucha.
Calderón, quien desde diciembre de 2006 lanzó una estrategia frontal de combate a la delincuencia organizada con la participación del Ejército mexicano, destacó que el crimen organizado trasnacional "representa uno de los mayores desafíos para las democracias de la región".
"Colombia y México estamos más unidos que nunca en la lucha contra el crimen organizado trasnacional y además dispuestos a colaborar con terceros países de la región para combatir este flagelo, en particular nuestros hermanos países de América Central", sostuvo.
Los dos dirigentes celebraron la entrada en vigor del protocolo que modifica al TLC entre México y Colombia, un instrumento suscrito en 1996 que originalmente incluía también a Venezuela, que se retiró de esa alianza en 2006.
En el nuevo acuerdo quedaron excluidos el café, plátano, azúcar, tabaco y cacao colombianos, pero Colombia podrá comerciar sus galletas, chicles y ácido cítrico, citrato de sodio y calcio, aceite de palma, chicharrones para hornos de microondas y cigarrillos, principalmente.
México, en cambio, podrá profundizar sus exportaciones de tráilers, remolques, poliestireno expandible, bebidas no alcohólicas, garbanzos, jugo de naranja, trigo duro, preparaciones de pavo, tomates, entre otros.
Asimismo, Santos y Calderón expresaron su compromiso de seguir impulsando el mecanismo de integración profunda Alianza del Pacífico -que suscribieron en abril pasado los presidentes de México, Chile, Colombia y Perú -, e incluso discutieron la posibilidad de tener oficinas y embajadas conjuntas en otros países.
Los jefes de Estado también dijeron que buscarán abrir más el acceso a las aerolíneas para incrementar las frecuencias aéreas y el turismo y fortalecer la cooperación para enfrentar el cambio climático.
Santos, quien recorrió la ciudad arqueológica de Chichen Itzá en compañía de Calderón, desayunó ayer con los representantes de 20 grupos empresariales mexicanos y depositó una ofrenda floral ante el Monumento a los Niños Héroes, al inicio de su visita de Estado.
El mandatario, quien viaja acompañado de una nutrida delegación, prevé hoy reunirse con el titular del Supremo, Juan Silva Meza, acudir al Senado, almorzar con miembros del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi) y recibir las llaves de la capital de parte del alcalde Marcelo Ebrard.

México
EFE
Ver comentarios