Calderón evitará rebaja de calificación de México
Enviar
Calderón evitará rebaja de calificación de México

Los ejecutivos de las empresas más grandes de México dijeron que los incrementos en los impuestos que Felipe Calderón el presidente de esta nación logró que el Congreso aprobara podrían permitir al país evitar que su calificación sea rebajada.
Ejecutivos de Kimberly-Clark de México SAB, el mayor fabricante del país de productos de consumo masivo, América Móvil SAB, la mayor empresa de telecomunicaciones de Latinoamérica, y la filial local de Citigroup Inc., que el viernes pasado participaron en el Foro Económico de Bloomberg en la Ciudad de México, dijeron que el déficit de presupuesto está bajo control, aunque la menguante producción petrolera ha reducido los ingresos del Gobierno.

“Cada vez más y más se escuchan voces de que probablemente no habrá una rebaja en la calificación crediticia después de que la ley de ingresos fue aprobada”, dijo Pablo González, director general de Kimberly-Clark en la Ciudad de México México.
Los bonos soberanos están cayendo porque los inversores especulan que Standard & Poor’s y Fitch Ratings rebajarán la calificación de México de grado de inversión, de BBB+, luego de asignar al país una perspectiva negativa. Los bonos de México en dólares han caído un 0,6% este mes, el doble del descenso del 0,3% en la deuda general de los mercados emergentes, tras bajar un 4,4% en octubre, el peor mes desde enero, según el índice EMBI+ de JPMorgan Chase & Co.
Las permutas de riesgo crediticio, contratos que los inversionistas utilizan para protegerse de impagos de deuda, muestran que México cotiza como deuda de alta rentabilidad o basura, lo que coloca al país tres niveles por debajo de su calificación de BBB+. El peso, la moneda de peor desempeño en el último año entre las 16 más negociadas del mundo con una caída del 2%, también se ha visto afectado por la “incertidumbre” sobre la calificación de crédito del país, dijo el gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz, en el foro.
El 1 de noviembre el Congreso aprobó ingresos por $238 mil millones en el presupuesto 2010. Los legisladores subieron el impuesto al valor agregado del 15 al 16%, aumentaron los impuestos sobre la renta del 28 al 30% y aplicaron un nuevo gravámen a las telecomunicaciones, además de incrementar el impuesto a los depósitos bancarios en efectivo para compensar la caída más rápida en la producción de crudo desde la Segunda Guerra Mundial.
“México tiene un historial notable”, dijo en el foro Alberto Jones, de 46 años, director de Moody’s Investors Service en México. Agregó que el país todavía no ha hecho lo suficiente para ampliar su base fiscal. “Esa parte de la tarea básica no ha sido hecha”, dijo.
El déficit de México sigue siendo bajo en comparación con los déficits de Estados Unidos y otros países, que han aumentado el gasto gubernamental para estimular sus economías, dijo Carlos García Moreno, de 52 años, director financiero de América Móvil. El déficit de Estados Unidos equivaldrá al 11% del PIB este año, según el pronóstico mediano en una encuesta de Bloomberg entre 33 economistas.
“El nivel de deuda del país, que en última instancia es lo que miden las calificadoras, es muy bajo”, dijo García Moreno en una entrevista. La ley de ingresos aprobada por el Congreso “asegura que la trayectoria de la deuda está bajo control. No hay una trayectoria ascendente. Eso debe ser importante para las calificadoras”.
Alberto Gómez, economista jefe de Banamex, filial de Citigroup en la Ciudad de México, dijo que el déficit y la deuda de México son sostenibles.
“Definitivamente no creemos que México vaya a perder su grado de inversión, y confiamos en que no veremos una rebaja”, dijo Gómez en el foro en una reunión con el director general del banco, Enrique Zorrilla.
La deuda del Gobierno asciende al 35% del PIB, en comparación con el 27% del PIB a finales de 2008, según datos del Gobierno. Luego de aprobar la porción de ingresos del presupuesto el 1 de noviembre, el Congreso tiene hasta el 15 de noviembre para aprobar la ley de egresos. El presupuesto de Calderón propone recortes en el gasto por 218 mil millones de pesos.
“El esfuerzo hecho ha sido muy importante”, dijo ayer el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, en el Foro Económico de Bloomberg. “Las calificadoras deben tomar eso en cuenta cuando tomen su decisión”.

Monterrey / Bloomberg

Ver comentarios