Caja se receta la misma medicina
Enviar
Gerentes recientemente nombrados fueron subalternos de los salientes
Caja se receta la misma medicina

Garantizar que el modelo de seguridad social no cambiará es la pretensión de los jerarcas

Cuatro de los seis gerentes nombrados en la Caja Costarricense de Seguro Social eran parte de los equipos de trabajo de sus antecesores, y a otro se le mantendrá en el puesto.
Con ello se pretende garantizar que el modelo de seguridad social del país no cambiará.

La recomendación de la Comisión de Notables fue sustituir toda la planilla gerencial y a unos 50 directores institucionales, para lo que se concedió un plazo de 18 meses para cumplir con todo el proceso.
No obstante, la junta directiva optó por nombrar a esas personas por cuatro meses, a partir del 13 de octubre, siendo algunas de ellas parte de esos directores que deben sustituirse.
La decisión es vista como aplicar la misma medicina que se venía recetando.
“Es más de lo mismo. Ese cambio nos deja una gran decepción porque la mayoría eran la mano derecha de quienes se fueron”, dijo Luis Chavarría, secretario general de la Unión de Empleados de la Caja.
La Gerencia Administrativa fue asumida por Gustavo Picado, quien era el director de Recursos Humanos, dependencia de esa oficina.
Otro caso es el de Iván Guardia, nombrado gerente financiero tras haber ocupado la subgerencia contable financiera.
De igual manera, la Gerencia de Pensiones la asume José Luis Quesada, exsubgerente de Pensiones.
Mientras, Gabriela Murillo se mantiene en la Gerencia de Arquitectura y Tecnología después de tres años de desempeñar el cargo.
“No estoy muy convencida. No me parece alentador que haya tanta continuidad”, comentó la economista Juliana Martínez, miembro de la Comisión de Notables.
Por otro lado, ellos tendrán el reto de resolver durante el plazo que fueron nombrados algunas de las recomendaciones planteadas por los Notables.
Entre ellas, al término de tres meses deben haber definido la cantidad de convenios especiales que la Caja ha firmado con el Estado para el pago de los montos adeudados.
En seis meses deben levantar una base de datos sobre los asegurados que cubre el Estado.
En el tema de los ingresos y gastos, los Notables fueron claros en que a partir de este año deben tomarse medidas para evitar que los gastos sigan creciendo.
“Se trata de una prueba de ácido. Se verá si harán cambios que permitan retomar la ruta de atender el bien común, el interés general de la seguridad social”, argumentó Martínez.
Distintos sectores consultados por LA REPUBLICA son de la opinión de que dependerá de la capacidad de cada uno de ellos sacar adelante a la Caja.
Con estos nombramientos también la junta directiva está siendo probada, porque gran parte de la población está a la expectativa de lo que puedan generar estos cambios, agregó Martínez.

Gabriela Masís
[email protected]

Ver comentarios