Caja: “Separación de siameses fue un hito en la pediatría costarricense”
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República
Enviar

La cirugía de más de 12 horas que culminó en la separación de los siameses Samuel y Ezequiel, marcó un antes y un después en la pediatría costarricense, según la Caja de Seguro Social.

Aunque ambos posiblemente requieran más cirugías, su separación fue un proceso extremamente complicado, dado que su unión era craneal.

Cirujanos, anestesiólogos, enfermeras y todos los servicios de apoyo tales como laboratorio, banco de sangre y farmacia, formaron parte del equipo interdisciplinario que hicieron posible el sueño de unos padres que hicieron de todo para buscar ayuda.

La cirugía comenzó el viernes a las 7:30 de la mañana y concluyó ayer cerca de las 2 a.m. 

La intervención quirúrgica fue calificada por los cirujanos como una de las más complejas, largas y difíciles en las que han participado.

Por otra parte, Olga Arguedas, directora del Hospital Nacional de Niños, calificó la operación como un “acto heroico”.

Aunque los médicos sabían que la cirugía era extremadamente difícil, se atrevieron a efectuarla para mejorar las condiciones de vida de dichos niños.

Samuel y Ezequiel nacieron en diciembre de 2015 unidos por sus cabezas. Actualmente permanecen en la unidad de cuidados intensivos del Hospital de Niños.



Ver comentarios