Caída récord de Toshiba marca pesadilla de costo nuclear en EE.UU.
Tropiezos con proyectos, el desastre nuclear de Fukushima y una avalancha de gas natural barato hicieron que los nuevos reactores se volvieran cada vez más costosos y riesgosos. Bloomberg/La República
Enviar

Toshiba Corp. tuvo la mayor caída hasta la fecha, debido al mentado renacimiento nuclear de Estados Unidos, lo que se convierte en una pesadilla para la compañía japonesa.

Las acciones cayeron un 20%, el mayor descenso desde 1974, según datos disponibles, para cerrar en 312 yenes en Tokio, tras declinar el 12%.

Toshiba dijo que tendría que hacer una reducción valorativa contable por miles de millones relacionados con la adquisición que hizo la unidad estadounidense Westinghouse Electric orientada a finalizar la más reciente generación de reactores nucleares en dos plantas estadounidenses.



Los proyectos, supervisados por las empresas de energía eléctrica Southern Co. y Scana Corp., están retrasados en años y miles de millones de dólares por sobre el presupuesto.

La expansión nuclear de Southern en Georgia y de Scana en Carolina del Sur fue vista en algún momento como parte de un renacimiento de la industria eléctrica atómica de Estados Unidos, que no había registrado una licencia para un nuevo reactor en tres décadas.

Sin embargo, tropiezos con esos proyectos, el desastre nuclear de Fukushima y una avalancha de gas natural barato que redujo los precios de la electricidad estadounidense hicieron que los nuevos reactores se volvieran cada vez más costosos y riesgosos.

“Este es otro recordatorio de cuán difícil es predecir cuánto van a costar los nuevos proyectos”, dijo telefónicamente Kit Konolige, analista de empresas de energía eléctrica de Bloomberg Intelligence. “Eso simplemente constituye un obstáculo más grande para cualquier nuevo proyecto de construcción nuclear de Estados Unidos”.

La compra del contratista CB&I Stone & Webster Inc. por Westinghouse terminó en un acuerdo con las concesionarias de energía eléctrica respecto de disputas legales sobre las demoras en la construcción y los sobrecostos. Sin embargo, Westinghouse y CB&I han litigado en tribunales sobre cuán costosas fueron las demoras y quién debería pagarlas.

CB&I está apelando una resolución judicial que desestimó una demanda sobre una disputa contable de $2 mil millones con Westinghouse. CB&I sigue “defendiendo vigorosamente” su posición y además continúa con un proceso con un auditor independiente, dijo en un comunicado enviado por correo electrónico la vocera Gentry Brann. Westinghouse no quiso hacer comentarios.

El costo de asegurar bonos de Toshiba subió hasta 440 puntos base, 295 puntos base más que ayer, según un operador de crédito, quien pidió no ser identificado. Así, los contratos van camino a un alza récord, basándose en cifras que se remontan a 2004, de la firma proveedora de datos CMA.

La calificación de Toshiba fue rebajada a BB, de BBB-, por la firma japonesa Rating and Investment Information Inc., que dijo que el conglomerado está bajo observación para una nueva rebaja. La depreciación arrastraría las bases financieras de Toshiba a una “condición seria”, dijo la firma calificadora.

Toshiba subestimó los costos del proyecto en Estados Unidos, dijo Mamoru Hatazawa, encargado de la operación nuclear de la compañía, en una conferencia de prensa en Tokio. Si bien Toshiba está evaluando las razones exactas, gran parte del cálculo errado se concentró en el costo local de la mano de obra y la cantidad de materiales necesarios, dijo Hatazawa.


Ver comentarios