Enviar
Salida de capital genera reducción de subasta de deuda
Cae demanda de bonos argentinos

La demanda de los bonos que vende el banco central de Argentina cayó por debajo de la cantidad que se ofreció por segunda vez en tres subastas conforme la desaceleración del crecimiento de los depósitos hace que los bancos comerciales cuenten con menos efectivo en los meses anteriores a las elecciones presidenciales de octubre.
El Banco Central de la República Argentina vendió el martes 777 millones de pesos ($190 millones) de deuda a tasa fija y flotante en su subasta semanal, menos que los 1.400 millones de pesos del 12 de julio y los 1 mil millones de pesos que habitualmente trata de vender. Los rendimientos de toda la deuda de tasa fija que se vendió ayer no experimentaron cambios respecto de la semana pasada y los pagarés con vencimiento a 140 días siguieron en un 11,36%. La deuda gubernamental de similar vencimiento rinde un 4,27% en México.
Los bancos tienen menos dinero para invertir en los bonos en momentos en que la gente retira dinero del país antes de una elección que, según indican las encuestas, le dará un segundo mandato a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, cuyo gobierno ha nacionalizado las jubilaciones privadas y multado a economistas que discuten los datos de inflación del país. Hernán Lacunza, un exgerente general del banco central, estima que personas y empresas retiran unos $2 mil millones por mes del país, mientras que el año pasado el promedio era de $950 millones por mes.
“El crecimiento de los depósitos se desaceleró porque hay una importante salida de capital”, dijo Lacunza, que en la actualidad dirige la compañía de análisis Empiria Consultores, que tiene sede en Buenos Aires. “Si el banco central no acepta pagar tasas más altas, vende menos deuda”.
Lacunza pronostica que la salida de capital aumentará a unos $20 mil millones este año, la mayor cantidad desde 2008 y más que los $11.400 millones de 2010. Personas y empresas retiraron $3.700 millones de la segunda mayor economía de América del Sur en los primeros tres meses de 2011, más que los $2.200 millones del cuarto trimestre de 2010, según los últimos datos del banco central.
El crecimiento de los depósitos privados en bancos de Argentina se desaceleró a un 2,1% en junio, mientras que fue del 2,4% en mayo y del 3,4% en abril, según el banco central.
Camilo Tiscornia, un execonomista del banco central, dijo que la entidad crediticia limita las ventas de deuda en el marco de un intento de mantener bajas las tasas de interés e impulsar el crecimiento económico antes de las elecciones. Argentina se expandió un 9,9% en el primer trimestre respecto de igual periodo del año pasado y se encamina a su noveno año consecutivo de crecimiento. Durante la gestión de Fernández, la economía se expandió un promedio del 5,6% anual alentada por un auge de los precios agrícolas.
El banco central trata de “evitar un aumento de las tasas de interés”, dijo Tiscornia, que en la actualidad dirige la compañía de análisis C&T Asesores en Buenos Aires. “Forma parte de una combinación de políticas que el gobierno aplica para llegar a las elecciones presidenciales con la actividad económica en el nivel más alto posible”.

©2011 Bloomberg News
Eliana Raszewski
Ver comentarios