Cadenas de EE.UU. tras dinero de Oriente
Enviar
Cadenas de EE.UU. tras dinero de Oriente

Kareem al-Meadawy es la razón de que los restaurantes estadounidenses corran en tropel a Oriente Medio.
El administrador universitario de 30 años de Kuwait sale a comer dos veces por semana y por lo menos una vez por mes lo hace en la cadena de hamburguesas Johnny Rockets. Le gustaría que Fuddruckers abriera un local cerca de su casa, y uno de sus platos preferidos es el filete con hongos saltados de T.G.I. Friday’s.

“Tiene aire de restaurante”, dijo mientras comía en el local de Friday’s en el centro comercial Avenues cercano a la ciudad de Kuwait. El Avenues también tiene un Chili’s Grill Bar, un Applebee’s y un Ruby Tuesday.
En la próxima década, las cadenas de restaurantes estadounidenses planean abrir más de 250 locales en Oriente Medio, donde el crecimiento de la población y el aumento de la riqueza ofrecen una de las mejores oportunidades de expansión fuera del saturado mercado norteamericano.
“Ha habido casi una explosión de interés en la región”, señaló Shonil Chande, analista de comidas y bebidas de Business Monitor International en Londres. Las cadenas estadounidenses están llegando a Oriente Medio debido a la creciente riqueza de la clase media, que se ha “desarrollado muy rápido gracias a la energía en los últimos diez años”, explicó.
Friday’s, P.F. Chang’s China Bistro Inc. y Applebee’s, propiedad de DineEquity Inc., están creciendo en la región tras darle una vuelta de tuerca a sus estrategias habituales para atraer clientes, mientras que Smashburger y Darden Restaurants Inc. recién comienzan, haciendo frente a las turbulencias políticas de la “primavera árabe” para abrir locales en Egipto, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.
En los Emiratos, el segmento de los restaurantes de marca con servicio de mesa mueve $600 millones anuales y podría crecer un 30 por ciento a $780 millones en 2015, según Stefan Breg, fundador de la firma de estrategia Tribe Restaurant Creators de Abu Dhabi.
Friday’s, propiedad de la empresa de pocos accionistas Carlson Cos., comenzó a operar en Dubai en 1996 y actualmente tiene 31 restaurantes en la región. La compañía dijo el año pasado que planea abrir otros 30 locales en Oriente Medio en los próximos cinco años.
La cadena ha modificado su menú para ofrecer un 100 por ciento de carne de Angus en lugar de cerdo y tragos de naranja granizada como alternativa de cóctel. Lo que más se vende: costillas de carne vacuna glaseadas al estilo de Texas, que se sirven en lugar de las costillas de cerdo Jack Daniel, dijo el director de operaciones Ian Saunders en una entrevista telefónica.
Aunque los restaurantes no desglosan las cifras para Oriente Medio, las ventas en el extranjero están creciendo más rápido que en los Estados Unidos en Brinker. Las ventas aumentaron 3,5 por ciento en los locales internacionales abiertos desde hace por lo menos un año en el ejercicio económico 2011, frente a una caída del 1,3 por ciento en todos los restaurantes del sistema. Brinker también es propietario de la marca Maggiano’s Little Italy.
Sin embargo, no todas las cadenas estadounidenses se apresuran a ir a Oriente Medio. El máximo responsable ejecutivo de Five Guys Burgers and Fries, Jerry Murrell, dijo en una entrevista que le preocupa tener que modificar el menú de la cadena y que no está dispuesto a hacer concesiones y vender cosas como tocino de pollo.
“No estamos en condiciones”, señaló. “No veo cómo podríamos mantener el mismo producto a tanta distancia en este momento”.

(Bloomberg)

Ver comentarios