Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



CANDILEJAS


Cacao de mujer

Candilejas [email protected] | Viernes 21 octubre, 2016

Es una bebida sagrada, mística y espiritual, con cuerpo femenino, que hoy se comercializa por mujeres antes vulnerables.


Es místico. Sagrado en el nacimiento y la muerte, parte espiritual, contemplativa, trata del conocimiento y dirección de los espíritus; el cacao es una mujer según la tradición de los cabécares.

Integrante de la identidad cultural, el cacao se ha convertido en una misión para la Asociación de Mujeres Indígenas de Talamanca, ACOMUITA, uno de los mil proyectos a  nivel nacional que se beneficia de “Emprende”: financiamiento de cuatro millones de euros provenientes de la Unión Europea, U.E., más otro millón otorgado por el Gobierno de Costa Rica, para impulsar mujeres en la economía nacional a que se posicionen con poder en la sociedad.

Edith Villanueva es cabécar. En 2002, quedó sola con cuatro hijos y sin posibilidades de trabajar. Se trasladó entonces a Talamanca, en donde Faustina Tovar, de la etnia bribrí, extendió sus brazos para integrarla como miembro de ACOMUITA; hoy Edith es una de las principales comercializadoras del cacao -que cultiva la comunidad en Talamanca- a nivel internacional.

“Estas mujeres me empoderaron, yo no sabía comunicarme y hoy, gracias a Emprende y a la Asociación, soy promotora comercial de un producto que representa nuestra cultura indígena”, cuenta Edith en un castellano perfecto y segura de sí misma.

La solidaridad brindada por Faustina, es la misma que “brindan las mujeres europeas a las costarricenses con este proyecto”, dice el Embajador y Jefe de la Delegación de la Unión Europea en Costa Rica, Pelayo Castro Zuzuarregui.

El proyecto ha motivado a mujeres en Limón, Puntarenas y Guanacaste a entrar en una incidencia política, con el fin de decidir sobre su futuro y defender sus derechos, se han convertido en referencia sociocultural para otras, son un símbolo de empoderamiento, gracias a la guía y articulación por la que la Unión Europea ha trabajado junto con el INAMU, el INA, el Meic, las municipalidades, y el MAG, principalmente.

A dos horas de Limón centro, en Shiroles de Talamanca, y luego de atravesar un largo camino pedregoso, entre ríos y montañas, “Candilejas” visitó a estas féminas, junto con representantes de la municipalidad de Limón, del INAMU y el Embajador Castro. Entre ensalada de palmito y gallina criolla de almuerzo, levantando su limonada, Faustina dio la bienvenida a lo que el Embajador declaró: “he venido hasta acá porque me interesa el contacto humano directo, el seguimiento, conocer a las beneficiarias del programa, escuchar sus necesidades…el desafío es lograr que se sostengan como empresarias, que tengan acceso a los créditos”.

Según la Viceministra de Economía, Geannina Dinarte, es indispensable la formalización, es decir, la inscripción legal de las empresas fundadas por estas mujeres, para obtener todos los beneficios contenidas en las políticas públicas impulsadas por el INAMU y el Meic, fortalecidas con el apoyo de la U.E., haciéndolas visibles socialmente.

El seguimiento y la formación brindadas por Emprende han dado una nueva identidad a las mujeres que participan en el programa, Faustina la describe de la siguiente manera: “ninguna de nosotras fue al colegio, en mi caso, dependía de mi compañero; hoy sé que dependo de mí misma, más importante aún, hoy he probado que puedo lograrlo por mí misma”.

Como las flores amarillas que iluminan encarnando al árbol de cacao, estas mujeres dan luz de esperanza, fe y solidaridad a aquellas quienes piensan que no hay un futuro para ellas. Hoy son una referencia de poder no solo económico, sino social y político, transmitiendo valores sagrados de su cultura a nivel nacional e internacional.

 

Carmen Juncos y Ricardo Sossa

Editores jefes y Directores de proyectos

[email protected]


Fuentes: Comunicado de prensa Unión Europea y Gobierno de Costa Rica, 11 de octubre 2016./ Diccionario de la Real Academia Española. / Culturacolectiva.com/ Wikipedia.org

Fotos: Ricardo Sossa y Shutterstock