Enviar
Presidente de Estados Unidos realiza gira por Africa subsahariana
Bush anuncia plan para lucha contra malaria

Paludismo, causa cada año la muerte de al menos un millón de niños menores de cinco años en el continente africano

Dar es Salam, Tanzania
EFE

George W. Bush, presidente estadounidense, finalizó ayer la última jornada de su viaje oficial a Tanzania con una visita a la ciudad de Arusha, cerca de la frontera con Kenia, donde anunció que su país intensificará la lucha contra la malaria en África.
Bush, que se encuentra en una gira por cinco países de África subsahariana, dijo que Estados Unidos pondrá en marcha un plan para distribuir redes mosquiteras para proteger a más de cinco millones de niños tanzanos de la mortal enfermedad, que es transmitida por la hembra del mosquito anofeles.
La malaria, conocida también como paludismo, causa cada año la muerte de, al menos, un millón de niños menores de cinco años en el continente africano.
En un discurso pronunciado en un hospital municipal de Arusha, Bush señaló que Estados Unidos “arrimará el hombro” en una campaña global para contener la malaria en trece países africanos:

El presidente estadounidense destacó el apoyo de Estados Unidos al Fondo Global para la Lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria en las campañas para la fumigación con insecticidas, el tratamiento de los niños y las mujeres embarazadas y la distribución de las mosquiteras, también rociadas con insecticidas.
Refiriéndose a la asistencia para combatir la malaria en África como “una campaña de solidaridad”, Bush dijo que el nuevo plan de distribución de mosquiteras -un esfuerzo conjunto del Banco Mundial, el Fondo Global, Estados Unidos y Tanzania, que comenzará en seis meses- permitirá la distribución de 5,2 millones de esas redes en este país.
Añadió que así como es inaceptable para los africanos ver como sus familias son exterminadas y las economías de sus países destruidas por el paludismo, “es aún más inaceptable para los estadounidenses, que creen que cada vida humana tiene valor y que el poder de salvar vidas va acompañado de la obligación moral de usarlo”.
La campaña de Estados Unidos para reducir el número de víctimas mortales por la malaria en Áfric
a fue iniciada por Bush en junio del 2005 y hasta el momento se han destinado $1.200 millones al proyecto, que se extenderá cinco años más, para reducir en un 50 por ciento las muertes a causa de la enfermedad en este continente.
Tanzania espera recibir también este año $334 millones de la Casa Blanca para el Plan Presidencial de Emergencia para Combatir el Sida conocido por sus siglas en inglés, PEPFAR, que fue aprobado en Washington en 2003, asimismo por un plazo de cinco años.
Desde el principio de su gira africana, que comenzó el pasado sábado en Benín, Bush ha subrayado la cooperación Estados Unidos-África en la lucha contra las enfermedades y la pobreza.
Tras su visita a Tanzania, el presidente estadounidense se desplazó Ruanda y pasará luego a Ghana y Liberia antes de emprender el regreso a Washington, el jueves.


Ver comentarios