Enviar
Bush dice adiós a Europa

Eslovenia
EFE

George W. Bush, presidente de Estados unidos, partió ayer hacia Eslovenia para participar en una cumbre con la UE que, aunque tratará de asuntos como Irán o el cambio climático, servirá sobre todo de despedida de Europa.
En declaraciones antes de su partida, Bush aseguró que en la cumbre de la UE hoy en el castillo de Brdo, en las afueras de la capital eslovena, hablará de la economía y del apoyo estadounidense a un dólar fuerte, que "conviene a nuestro país y al mundo".
Según explicó, también planteará a los europeos que "somos demasiado dependientes de los hidrocarburos, y debemos trabajar para avanzar tecnologías que nos ayuden a ser menos dependientes".
Un tercer asunto que abordará, indicó, será Afganistán donde Estados Unidos presiona a sus aliados europeos para que aumenten sus contribuciones económicas y de tropas.
El ámbito internacional será el que se lleve la parte del león en las conversaciones de la cumbre, donde el propio consejero de Seguridad de la Casa Blanca, Stephen Hadley, ha advertido de que no caben esperar grandes resultados.
La reunión tiene un aire de despedida más que de sustancia, y fuentes diplomáticas europeas admiten abiertamente que Bruselas tiene ya la mente más centrada en la lucha entre Barack Obama y John McCain por la sucesión en la Casa Blanca.
En Liubliana, la cumbre ha creado escasa expectación y brillan por su ausencia las manifestaciones contra Bush que han acompañado al presidente en sus anteriores visitas a Europa.

Ver comentarios