Enviar
EEUU eleva sus sospechas sobre posible relación entre Venezuela y FARC
Bush arremete contra Chávez

Mandatario estadounidense pronunció un duro discurso contra su homólogo venezolano

Washington
EFE

Estados Unidos hizo ayer públicas sus sospechas sobre el posible vínculo entre Venezuela y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
En un duro discurso contra Hugo Chávez, el presidente, George W. Bush, afirmó que altos funcionarios venezolanos se han reunido con líderes de ese grupo guerrillero en Venezuela.
Los servicios de inteligencia de Estados Unidos podrían estar examinando un ordenador capturado por tropas de Colombia en Ecuador, que vincularía al presidente de Venezuela con los guerrilleros colombianos, publicó ayer el diario The Washington Times.
El ordenador fue
requisado en la operación el Ejercito colombiano en territorio ecuatoriano el pasado día 1, que provocó un tenso conflicto diplomático entre Quito y Bogotá, en el que se inmiscuyeron también Venezuela y Nicaragua.
El director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Michael Hayden, dijo al Times que “no hay razón para dudar” de lo que los colombianos dicen acerca del contenido en la memoria del ordenador, que la propia Colombia quiere compartir.
Pero Hayden agregó que la CIA todavía no tiene su propia copia del contenido del ordenador portátil, según añadió el diario.
Las autoridades colombianas han dicho que los documentos en el ordenador muestran que Chávez prometió que daría unos 300 millones de dólares a las FARC, la organización guerrillera más antigua y numerosa de América Latina.
La secretaria de Estado, Condoleezza Rice, respondió ayer en una comparecencia ante el Congreso con cautela a una pregunta sobre los supuestos vínculos del presidente venezolano con las FARC, y afirmó que la investigación n
o ha concluido.
No obstante, aseguró que “el Gobierno colombiano está aprendiendo un montón sobre una aparente relación entre Venezuela y las FARC”.
Rice recordó que el presidente Chávez públicamente ha pedido que las FARC sean retiradas de la lista de países y organismos que, según el Gobierno de Washington, dan abrigo a grupos terroristas.
También el secretario de Estado adjunto para América Latina, Tom Shannon, se mostró alarmado por la “la información que ha salido hasta ahora”, que calificó de “preocupante” y “perturbadora”.
Esta información “parece indicar un nivel de diálogo y conversación entre miembros del Gobierno de Venezuela y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que reclama una explicación”, dijo.
Shannon no quiso pronunciarse acerca de la posibilidad de incluir a Venezuela en la lista del Departamento de Estado de países patrocinadores del terrorismo, que incluye a Irán, Cuba, Corea del Norte, Siria y Sudán.
“Tenemos que examinar muy de cerca todo el material que hay en los discos duros de 'Raúl Reyes' e 'Iván Ríos' -los dos lídere
s de las FARC muertos en los últimos días- y eso va a llevar cierto tiempo. Hay mucho material”, señaló.
En un discurso ante la Cámara de Comercio Hispana, Bush cargó, sin mencionarlo por su nombre, contra el presidente Hugo Chávez, al que acusó de estar lleno de “promesas vacías y sed de poder”, y de tener un “patrón de comportamiento preocupante y provocador”.
Según Bush, Chávez alabó al líder de las FARC como “un buen revolucionario” y pidió que “se reconozca a los terroristas de las FARC como un Ejército legítimo”.
“A medida que intenta expandir su influencia en América Latina, el régimen asegura que intenta promover la justicia social. En verdad, su agenda equivale a poco más que promesas vacías y una sed de poder”, apuntó.
Chávez “ha derrochado la riqueza del petróleo en un esfuerzo por promover su visión antiestadounidense y hostil”, sostuvo.
También, declaró, “ha permitido que sus ciudadanos sufran escasez de alimentos mientras amenaza a sus vecinos”.
La crisis andina, según Bush, ha puesto de relieve la existencia de una “alternativa drástica”, o aceptar “la visión de los terroristas y los demagogos” que encabeza Chávez o bien “apoyar activamente a líderes democráticos como el presidente (colombiano, Álvaro) Uribe”.
Desde el Congreso, la legisladora republicana Ileana Ros-Lehtinen pidió ayer que el Gobierno de Colombia comparta con el Legislativo estadounidense los documentos extraídos del ordenador para determinar si Venezuela es incluida en la lista de patrocinadores del terrorismo.


Reacción

El Gobierno de Venezuela calificó ayer de acciones “aventureras” los recientes comentarios de personalidades de Estados Unidos en su contra y dijo que evidencian la “frustración y amargura” de Washington.
Nicolás Maduro, canciller venezolano, respondió en un programa de televisión a las afirmaciones de ayer del presidente de Estados Unidos, George W.Bush, en las que criticó la “sed de poder” y el carácter “demagógico” de su colega venezolano, Hugo Chávez.
También atacó las “pretensiones” de Washington de incluir a Venezuela en la lista de países que supuestamente apoyan el terrorismo, y de advertir un retroceso en su desempeño en materia de Derechos Humanos.
“Habría que ver cuál Gobierno es el terrorista”, declaró.
El embajador de Venezuela ante la OEA, Jorge Valero, calificó el martes de “insólito y aberrante” que en Washington se esté planteando incluir al país en su lista de organizaciones terroristas.
“Es una aberración, un despropósito absolutamente insólito que el Gobierno terrorista por excelencia pretenda erigirse como conciencia mundial”, dijo Valero.
El legislador republicano Connie Mack instó el pasado 6 de marzo al presidente Bush a que incluyera a Venezuela en la lista de países que patrocinan el terrorismo por el supuesto apoyo que Chávez brindaría a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
En la operación militar colombiana en territorio ecuatoriano, el 1 de marzo pasado, murieron “Reyes” y otras 24 personas, lo que llevó al Ecuador a romper relaciones con Colombia y luego también Nicaragua, mientras que Venezuela expulsó al embajador colombiano.
Siete días después, en el marco de la Cumbre del Grupo de Río, se desactivó el conflicto entre Ecuador, Colombia y Venezuela.
Para el canciller, los recientes ataques de Bush contra Chávez evidencian la “impotencia y la mucha amargura” por no haber podido invertir “las corrientes de cambio” latinoamericanas evidenciadas en la Cumbre del Grupo de Río en Santo Domingo.
Maduro destacó que mientras Latinoamérica saludaba los “hermosos logros” de la Cumbre del Grupo de Río y reconocía el papel que jugó Chávez, la primera reacción de la Casa Blanca fuera “azuzar la intriga” hablando de presuntos vínculos del gobernante venezolano con la guerrilla colombiana de las FARC.
Respecto al informe estadounidense sobre el supuesto retroceso en el estado de los Derechos Humanos en Venezuela y la pretensión de incluir al país en la lista de países que presuntamente apoyan el terrorismo, Maduro aseveró que Caracas no acepta calificaciones.
Ver comentarios