Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



GLOBAL


Bush amplía preferencias arancelarias a andinos

| Viernes 17 octubre, 2008



Bush amplía preferencias arancelarias a andinos

Presidente estadounidense salió en defensa del libre comercio como instrumento de reactivación económica


Washington
EFE

George W. Bush, presidente de Estados Unidos, firmó ayer la ley que extiende las preferencias arancelarias para los países andinos y realizó una férrea defensa del libre comercio como instrumento de reactivación económica en el país.
Durante una breve ceremonia en el edificio anexo a la Casa Blanca, Bush firmó una medida aprobada por el congreso que extiende el programa de preferencias arancelarias por un año a Perú, Colombia y Ecuador, y por seis meses a Bolivia.
“A largo plazo, una de las mejores formas de restablecer la confianza en la economía global es mantener abiertos los mercados al comercio y la inversión”, dijo Bush, quien firmó la ley en una mesita que lucía el eslogan “Oportunidades a través del comercio”.
Bush señaló que en 2007, Estados Unidos estableció un hito al totalizar más de $1,6 billones en la exportación de bienes y servicios.
Por otra parte, Bush se quejó
de que, a su juicio, Bolivia no ha cooperado con Estados Unidos en la lucha contra el narcotráfico, por lo que ha iniciado el proceso para suspender a ese país del programa conocido por su sigla en inglés ATPDEA.
“Tristemente, he propuesto suspender las preferencias arancelarias de Bolivia hasta que ese país cumpla con sus obligaciones” en la lucha antinarcóticos, dijo Bush.
Sobre el papel, Bolivia tiene seis meses de respiro pero, en la práctica, el Ejecutivo tiene ante sí varios escenarios posibles sobre su futura participación en el programa.
Tras una audiencia y el acopio de comentarios del público, el Ejecutivo, encargado de aplicar la ATPDEA, podría suspender de inmediato a Bolivia o mantenerlo en el programa si le satisfacen los esfuerzos del Gobierno de L
a Paz en la lucha contra las drogas.
Las relaciones entre Estados Unidos y Bolivia se han deteriorado desde que el presidente Evo Morales expulsó al embajador estadounidense, Philip Goldberg, luego de acusarlo de instigar la violencia generada por la oposición.
La ATPDEA, de la que dependen unos 2,3 millones de empleos en la región andina, es un programa con el que Estados Unidos premia desde 1991 los esfuerzos antinarcóticos de los países de esa región y permite que la mayoría de sus exportaciones entren a este país libre de impuestos.
Bush señaló como ejemplo que el 90% de las exportaciones de Colombia entran libre de aranceles en Estados Unidos, mientras que los productos estadounidenses “continúan afrontando altas tarifas”.
El mandatario insistió en que, aprobada esta extensión, el congreso debe ahora “asegurar el acceso libre de aranceles de los productos estadounidenses que entran a los mercados suramericanos”.
A solo tres meses del traspaso de poder a su sucesor, Bush también instó nuevamente al Legislativo a ratificar los tratados de libre comercio que tiene pendientes con Colombia, Panamá y Corea del Sur durante la sesión extraordinaria de noviembre luego de los comicios generales.
Desde la firma del TLC con Colombia, en noviembre de 2006, las exportaciones de Estados Unidos a ese país han afrontado aranceles por alrededor de $1.300 millones, destacó Bush.
Esas tarifas resultan puniti
vas porque, según Bush, “reducen la competitividad de miles de compañías estadounidenses que hacen negocios” en Colombia.
El TLC con Colombia ha quedado en el congelador porque la oposición demócrata no está satisfecha con los progresos de ese país para combatir la impunidad en los casos de violencia dirigida a líderes sindicalistas.
Durante su tercer y último debate presidencial anoche en Nueva York, el demócrata Barack Obama y el republicano John McCain se enzarzaron en una tensa discusión sobre el TLC con Colombia.
Al respecto, la embajadora colombiana en Estados Unidos, Carolina Barco, dijo a Efe que confía en que el congreso votará el TLC en la abreviada sesión de noviembre.
Barco se ha reunido con asesores de la campaña de Obama y, dijo: “Tendré que continuar en ese trabajo, porque realmente creo que hay mucha información que tal vez no está llegando a la campaña y que esperamos poder compartir”.
Barco quiere que Obama “tenga la oportunidad de conocer” cómo Colombia ha “progresado” en los temas de lucha contra la violencia, “cómo van todas las sentencias en los casos de sindicalistas, y los programas de protección”.
Mientras, el embajador de Ecuador en Estados Unidos., Luis Gallegos, dijo a Efe que la extensión de la ATPDEA le da a su país “suficiente tiempo para buscar mecanismos más estables”.
Ecuador prevé negociar una extensión más amplia de la ATPDEA con el sucesor de Bush.