Bus inglés es inquilino del Museo de los Niños
La nueva sala del museo, “Bus de la Fantasía”, demandó una inversión de unos ¢55 millones aproximadamente. Esteban Monge/La República
Enviar

Un bus inglés rojo de dos pisos es el nuevo inquilino del Museo de los Niños, que regalará fantasía a los visitantes grandes y pequeños.
El conocido Castillo de los Sueños abre hoy oficialmente una nueva sala llamada “Bus de la Fantasía”, la cual es interactiva y dedicada al tema de la percepción.


El espacio tiene como protagonistas el autobús, así como la imagen de la fachada de una casa con un espejo en 45°, que recrean una ilusión óptica.
En el bus se encuentran ocho dispositivos interactivos con los que se puede aprender sobre los estereotipos, el prejuicio, el rechazo y la discriminación, entre otros temas.
Mientras que, en el exterior, la fachada de la edificación retará la percepción de los visitantes, quienes, según sus posiciones, se podrán ver de pie o suspendidos en el reflejo del inmueble.
La sala también cuenta con elementos escultóricos que permiten que grandes y pequeños perciban situaciones y objetos completos, aunque el estímulo en realidad está incompleto.
La nueva sala demandó una inversión de unos ¢55 millones aproximadamente. El bus fue una donación, mientras que su adaptación y la disposición de los dispositivos y demás equipo corrieron por cuenta de funcionarios del propio museo.


 


 


Ver comentarios