María Luisa Avila

Enviar
Jueves 26 Febrero, 2015

Que hacer buenas acciones se convierta en un hábito y que a la vez sea un efecto multiplicador en nuestra casa, centro de estudio o de trabajo, en la comunidad y en el país


Tricotomía

Buenas acciones

En un mundo donde la información gira en torno a los acontecimientos negativos que ocurren todos los días, la percepción de que todo está mal nos puede invadir, y perder la fe y la esperanza en la humanidad puede resultar devastador.
El pesimismo siempre será un mal compañero en el viaje por la vida.
De ahí que iniciativas como “El día de las buenas acciones” nos refuerzan que como personas podemos cambiar el curso de los acontecimientos y avanzar hacia una sociedad más solidaria y humanitaria.
“El día de las buenas acciones” fue creado en 2007 por la empresaria y filántropa Shari Arison, y cuenta hoy con voluntarios en muchos países del mundo que ya suman cientos de miles.
Costa Rica se suma, por un año más, a la iniciativa y el día 15 de marzo lo estaremos celebrando junto con más de 50 países.
La idea no es hacer solo cosas grandes, notorias, la idea es empezar a disfrutar de hacer el bien, un simple saludo, una palabra de aliento, compartir alimentos con quien lo necesita.
Dar horas de voluntariado para visitar centros de cuido de personas adultas mayores, unirse a la actividades de reciclaje, limpiar un parque, pintar una escuela.
En fin, que hacer buenas acciones se convierta en un hábito y que a la vez sea un efecto multiplicador en nuestra casa, centro de estudio o de trabajo, en la comunidad y en el país.
Durante ese día las buenas acciones individuales o colectivas se deben visibilizar subiendo la información a nuestras redes sociales, con la idea de que los demás al verlo decidan sumarse a la iniciativa.
Los invitó a unirse a ella.
No seamos entes pasivos, sino promotores de cambios positivos. Una buena acción puede cambiar una vida.

María Luisa Avila