Logo La República

Jueves, 17 de junio de 2021



FORO DE LECTORES


Buenas noticias financieras a veces no venden

Daniel Suchar Zomer [email protected] | Miércoles 09 junio, 2021

Suchar

Daniel Suchar Zomer, PhD

Analista Financiero. Profesor Universitario.

[email protected]

Un común denominador en los últimos meses es, que cualquier noticia para denigrar lo que sucede en el país es lo que más rueda como pólvora en las redes sociales y por supuesto en medios de comunicación. Es lo que más vende, se diría en el léxico comercial.

Pero cuando existen mejoras en indicadores económicos y financieros, la verdad es que la población hace oídos sordos y ojos ciegos para no poder vociferar cosas que son de gran interés social y mejoran la imagen del país.

En la última lectura que obtiene Costa Rica en sus Curvas Soberanas y el indicador del EMBI (Emerging Market Bond Index), ambos han mostrado pasos agigantados para mejorar un pais que ha venido poco a poco, sorteando los vaivenes de su calificación de riesgo, cuando en realidad las cifras muestran una senda positiva en el progreso de ellos.

Para el caso de las Curvas Soberanas, que miden el rendimiento de las negociaciones de los bonos de deuda a largo plazo; el sistema financiero ha sido testigo de una baja sustancial (en este caso significa mejora en los títulos) de hasta un 4% de lo que se cotizaba en las curvas de Diciembre de 2018.

En aquel momento, la tasa de interés prometida a 11 años podía rondar los 12,7% cuando la lectura a mayo 2021 arroja 8,2% en moneda local. Y al verlo desde el punto de vista de la divisa norteamericana (dólares) la lectura hace 3 años alcanzaba 10,1% mientras que hoy, se acerca a 6,4%. Esta mejora refleja rápidamente que las cotizaciones de cualquier bono de deuda costarricense será un oxígeno para el pago a largo plazo, pues el financiamiento será mucho más barato y las finanzas públicas podrán sacar la cabeza de esa agua donde esta hundida hace unos meses atrás. Se pagará MENOS ¡!!!... cosa que tanto necesita Costa Rica.

Por el otro lado, el indicador generado por la corporación J. P- Morgan (EMBI) que refleja el diferencial entre el rendimiento del bono del tesoro de los Estados Unidos con el bono costarricense, compara dos lecturas bastante alejadas unas de otras. Mientras que en Abril del año 2020 ese diferencial estaba cercano a 9,2, a Mayo 2021 sólo refleja un diferencial de 4,5.

Lo anterior significa que el rendimiento de Costa Rica cada día es menor (mayor tranquilidad en los mercados) y eso deriva en una mejora en el riesgo país haciendo que los inversionistas estén mucho más confiados a la hora de obtener títulos de deuda costarricenses. Recordar que a menor tasas de interés, menor riesgo se asocia al país.

Si bien es cierto países como Chile, Uruguay, Panamá, Perú e incluso Colombia, tiene un EMBI por debajo de 2,5 (mejores que tiquicia); Costa Rica le queda aún mucha tarea por hacer para mejorar estos indicadores como lo hicieron las naciones del vecindario latinoamericano.

Cuando las Calificadoras de Riesgo empiezan a darse cuenta de que estos dos indicadores han mejorado bárbaramente en los últimos 36 meses, se podría dar un posible “update” en la calificación del país, aunque no es solamente estos indicadores que mejorarán dicha medición.

Costa Rica no puede abandonar el camino del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. No puede darse el lujo de relajar la toma de decisiones sobre proyectos que ayuden a la reactivación económica. Dichos proyectos tienen que estar basados en generación de empleo, facturación y por supuesto un vuelco hacia una economía mucho más rimbombante que la de hoy en día. Se habla de iniciativas como Cannabis Medicinal, Financiamiento a través de Bonos Verdes, Autogeneración de electricidad y venta de excedentes, Fondo de Avales, Democratización de Activos del Estado, Venta de Terrenos ociosos, Dotar a Ministerio de Hacienda de un buen Software, Formalización de profesionales liberales y una gran cantidad de proyectos que minimicen la tramitología y la gran cantidad de impuestos (105) que existen en el país.

Eso sí, sin olvidarse de optimizar el tema de las cargas sociales que son el yugo de muchas empresas nacientes en territorio nacional y si, la Ley de Empleo Publico que afecta directamente el uso de los recursos del Estado que se recaudan a través de dichos impuestos.

La tarea de este Gobierno (y los que vienen) debe ser agarrar el toro por los cachos y seguir trabajando para mejorar aún más los indicadores que aquí se presentan. Este tipo de noticias deben ser cacareadas de tal forma de hacerle saber a la población, que las buenas reseñas también existen y venden… y más que todo, mejoran la imagen del país para bien.





© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.