Brasileños organizan protestas a pocas semanas del Mundial
Brasileños alegan que dinero utilizado en organización de torneo de fútbol pudo haber sido utilizado en otras necesidades del país. Bloomberg/La República
Enviar

Brasileños organizan protestas a pocas semanas del Mundial

Una huelga policial en el noreste de Brasil y protestas en Río de Janeiro y Sao Paulo durante el fin de semana marcaron lo que los movimientos sociales dijeron que era el comienzo de las manifestaciones en todo el país cuatro semanas antes de la Copa del Mundo.

El gobierno federal envió camiones blindados y tropas de la Guardia Nacional para reprimir los saqueos en Recife después de que la policía abandonó temporalmente sus puestos de trabajo en una de las 12 ciudades programadas para celebrar el evento deportivo más visto del mundo.

Los manifestantes que marchan en oposición al campeonato se enfrentaron con la policía en Sao Paulo. Globo TV mostraba jóvenes enmascarados quemando barricadas en las calles y lanzando piedras en la mayor ciudad de Brasil.

"La gente puede quejarse, protestar, disputar, eso es la democracia legítima", dijo a la prensa el ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, después de viajar a Recife. "Lo que no es legítimo es crear pánico, trastornos, molestias y daños a los ciudadanos brasileños".

La Copa del Mundo se ha convertido en una prueba para la presidenta Dilma Rousseff antes de las elecciones de octubre. Los trabajadores podrían amenazar con interrumpir el evento con más huelgas mientras que las manifestaciones callejeras podrían intensificarse como lo hicieron el año pasado, dijo Joao Augusto de Castro Neves, analista de la consultora de riesgo político Eurasia Group.

"Si hay un caso como el del año pasado de brutalidad policial o una fatalidad, eso podría provocar un espiral negativo", dijo Neves por teléfono. "Estas protestas podrían ganar una escala similar a la que obtuvieron el año pasado".

Las protestas tuvieron lugar en al menos 12 ciudades de Brasil en días anteriores, de acuerdo con Globo TV. La policía utilizó aerosol de pimienta y porras contra los manifestantes del movimiento de los sin tierra en Brasilia, según la página web de la organización de noticias. Los trabajadores penitenciarios del estado de Bahía, donde se encuentra la ciudad anfitriona Salvador, se declararon en huelga también.

En Recife, la policía dijo que iba a poner fin a la huelga para evitar una mayor violencia después de que escuelas y tiendas cerraron preocupados por la seguridad, informó el sitio web G1 de Globo.

Brasil está gastando cerca de $11.000 millones para organizar el campeonato. Los 12 estadios nuevos y renovados costaron $3.600 millones, o un 40% más de lo presupuestado originalmente. El 80% de los brasileños dicen que el dinero gastado en los estadios podría haber sido objeto de un mejor uso, según una encuesta realizada en febrero por MDA para la Confederación Nacional de Transporte.

Rousseff en un espacio publicitario de la campaña transmitido la semana anterior en la radio por el Partido de los Trabajadores dijo que el gobierno se enfrenta a desafíos de modernización de la infraestructura de Brasil.

Bloomberg


Ver comentarios