Brasil y Argentina... ¡FUERA!
Enviar
Brasil y Argentina… ¡FUERA!
Revolución en la Copa América; los dos grandes quedaron eliminados

Una ultradefensiva Paraguay sin hacer medio remate al marco y refugiada en la excelencia de su portero, Justo Villar, le dará a la Copa América un nuevo monarca, porque ya Brasil no podrá defender la corona.
Los analistas podrán escribir lo que quieran, no en vano el papel soporta lo que le pongan y oiremos decir que Brasil fue injustamente eliminado, que tuvo diez oportunidades de gol o que Villar lo paró todo, pero la pura verdad es que la ‘canarinha’ va de regreso a casa con la maleta vacía, mientras que la sangre y el coraje de los guaraníes sobrevive.

Paraguay firmó el partido dibujado por Gerardo Martino en la concentración. Rechazó un centro del campo creativo y sentó a Néstor Ortigoza para cortar con Víctor Cáceres el enganche brasileño con el ataque, aunque eso conllevase no disparar en 120 minutos de partido.
En el juego de fondo, Venezuela dio otro golpe de efecto y dejó fuera del camino al atractivo Chile, el equipo del ogro Claudio Borghi, quien ayer finalmente sonrió con el empate pasajero del “Chupete” Suazo, que luego no sirvió para nada cuando Gabriel Cichero retomó la ventaja venezolana.
Se fue para la casa el seleccionado más técnico de la Copa: Chile; toda la Argentina llora, no por Evita, sino por el descalabro de su seleccionado, que solo ante la infantil Costa Rica dio muestras de superioridad. El sábado fue nublado por la garra celeste que los dejó viendo para el ciprés desde el punto de penal y Brasil se va acusando las carencias de un técnico que como Mano Menezes, no termina de convencer a nadie.
¿Cómo un jugador tan mediocre como Fred tiene cabida en ese equipo?
Ayer, el portero paraguayo Justo Villar emuló al uruguayo Fernando Muslera como héroe del día. Desesperó al rival en cada parada y tuvo su pico de gloria en el penalti detenido a Thiago Silva en la tanda. Elano, André y Fred mandaron fuera su penalti.
Brasil, campeona de las últimas dos ediciones, se despidió en su mejor partido del torneo, aunque pronto y con un sabor agrio después de ganar un solo partido, ante Ecuador, con un equipo joven que mira hacia el Mundial que organizará en 2014.
Paraguay, que empató todo lo que jugó, se medirá en semifinales con Venezuela, que por primera vez visita el paso previo a una final.
El defensa central Oswaldo Vizcarrondo, que adelantó a la ‘vinotinto’ de cabeza, fue una pieza clave, elegido mejor jugador por su buena colocación y su poderío aéreo.
Venezuela aguantó el tramo en el que Chile fue más vertical, con Valdivia ya en el terreno de juego, para hacer el gol del triunfo en un fallo de Claudio Bravo al que llegó inteligente el defensa Gabriel Cichero.
Chile, una de las alternativas al título, regaló la primera parte y solo se puso a jugar con el marcador en contra. Por momentos soñó con la remontada pero acabó sufriendo, con Medel expulsado y con la defensa cortando contragolpes letales de la ‘vinotinto’.
Mañana martes, Perú y Uruguay abrirán las semifinales en La Plata, mientras que Paraguay y Venezuela se medirán el miércoles en Mendoza en busca de un puesto en la gran final del Monumental de Buenos Aires.

Gaetano Pandolfo
[email protected]ublica.net

Ver comentarios