Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Brasil compra gas por temor de cortes durante Mundial de Fútbol

Bloomberg | Lunes 28 abril, 2014

Petróleo Brasileiro SA, la compañía energética estatal, está comprando cantidades récord de gas natural licuado. Bloomberg/La República


Brasil compra gas por temor de cortes durante Mundial de Fútbol

Miguel Abitbol gastó casi S$4.000 en equipos de televisión para mostrar los partidos de la Copa Mundial de fútbol en su bar y restaurante de Río de Janeiro. Ruega que haya suficiente electricidad para que funcionen.
El televisor de 48 pulgadas (122 centímetros) de Abitbol es uno de los 16 millones que, según las previsiones, se venderán este año en Brasil, sede del evento deportivo de mayor audiencia del mundo. La fecha de inicio en junio se acerca mientras el país se enfrenta a una sequía que redujo a niveles casi críticos el suministro de agua necesario para generar energía hidroeléctrica. Un apagón ocurrido en febrero dejó sin electricidad a 6 millones de personas.
Petróleo Brasileiro SA, la compañía energética estatal, está comprando cantidades récord de gas natural licuado en el mercado de contado para hacer funcionar las centrales eléctricas a gas a su máxima capacidad y preservar las reservas de agua. La creciente competencia por ese combustible reduce el descuento de los precios latinoamericanos respecto de los de Asia, los más caros, al nivel más bajo desde septiembre.
“Gracias a Dios, hasta ahora no hemos tenido cortes de luz pero, si ocurren en medio de un partido de Brasil, desperdicié mi dinero”, dijo Abitbol, de 27 años, que también compró pantallas de proyección para dar los partidos del evento de un mes de duración.
“Espero tener mi local lleno y una gran fiesta”.
Los precios de GNL en América del Sur podrían superar a los de Asia en los próximos meses en tanto Brasil acelera las importaciones y comienza el invierno en el hemisferio sur, según Bentek Energy LLC, consultora de la industria con sede en Denver.
La economía más grande de América Latina suele cubrir el 70 por ciento de la demanda de energía con el suministro hidroeléctrico.
“Están haciendo funcionar las centrales a gas al máximo de su capacidad, haciendo tiempo para que las lluvias ayuden a llenar las represas de agua”, dijo Javier Díaz, analista de Bentek. “Es una medida inteligente, de lo contrario sería un desastre que sufrieran cortes de energía durante la Copa Mundial”.
En Argentina, el mayor importador de GNL de América del Sur, el combustible costaba 17 centavos menos por millón de unidades térmicas británicas que en Japón el mes pasado, según Energy Aspects Ltd. de Londres. Esto se compara con un descuento de $1,65 en febrero. Petrobras compró GNL de contado a entre $18 y $19 en febrero y ahora paga entre $15 y $16, apuntó Marco Tavares, presidente de Gas Energy, firma de investigación con sede en Río de Janeiro.
Las cargas de GNL para entrega en cuatro a ocho semanas aumentaron a un récord de $19,70 en el noreste de Asia el 3 de febrero y costaban $14,70 el 21 de abril, según las evaluaciones de World Gas Intelligence de Nueva York.
Brasil probablemente acelere las compras de GNL el mes que viene para aumentar los niveles de sus existencias como precaución, dijo Trevor Sikorski, responsable de gas natural, carbón y carbono de Energy Aspects.

Bloomberg