Brasil, Rusia, India y China estudian alianza política
Enviar
Brasil, Rusia, India y China estudian alianza política


Berlín -- Primero vino el florecimiento económico; luego, la oleada de inversores. Ahora Brasil, Rusia, India y China, países conocidos por el acrónimo BRIC, están hablando de formar una alianza política.
Las cuatro economías emergentes más grandes del mundo enviarán a sus ministros de Relaciones Exteriores a Ekaterinburgo, Rusia, para reunirse el 16 de mayo por primera vez fuera del marco de la Organización de las Naciones Unidas. En la agenda hay temas no económicos, como la proliferación de armas, el contraterrorismo, la energía y el cambio climático.

El término BRIC fue acuñado por Jim O'Neill, economista jefe de temas mundiales de Goldman Sachs Group Inc. en el 2001. El año pasado el producto interno bruto combinado de los cuatro países representó el 12% del PIB mundial, en comparación con el 8% en el 2000, según el Fondo Monetario Internacional. En los últimos dos años las acciones de los países BRIC han subido el 70%, contra el alza del 42% en los mercados emergentes en general.
“Realmente es un grupo que primero existió como un concepto en la mente de los analistas y posteriormente se convirtió en una práctica entre los países”, dijo el ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Celso Amorim, el 8 de mayo en una entrevista con Bloomberg Television en Brasilia. “La reunión constituye un reconocimiento del hecho de que somos cuatro economías grandes con una gran influencia en el mundo”.
El presidente francés Nicolas Sarkozy ha recomendado incluir al menos a China, India y Brasil -- así como a México y Sudáfrica -- en el Grupo de los Ocho países más industrializados en lugar de sólo invitarlos a participar en las reuniones. Rusia ya es miembro del G-8.
Se espera que China, el país más poblado del mundo, rebase a Alemania como la tercera economía más grande del planeta este año, dice el FMI. La India es la democracia más grande del mundo. Con 10 años consecutivos de crecimiento económico, Rusia es el mayor exportador de energía del mundo, mientras que Brasil es el segundo productor de alimentos después de Estados Unidos.
En conjunto, las economías BRIC podrían rebasar a las de los países del G-7 -- el G-8 menos Rusia -- para el 2035, dijo O'Neill en un informe de Goldman en noviembre pasado. En una entrevista del 12 de mayo, dijo que incluir a los países en el G-8 sería un “reconocimiento de la realidad moderna”.
“Además del frente económico, el grupo BRIC podría convertirse en un creciente contrapeso a la hegemonía de Estados Unidos en los asuntos mundiales”, escribió Win Thin, analista del banco neoyorquino Brown Brothers Harriman & Co. en un correo electrónico del 12 de mayo.
Rusia quiere que BRIC se convierta en un “factor notable en la diplomacia multilateral” para ayudar a fortalecer la “multipolaridad”, dijo el vocero interino del ministerio ruso de Relaciones Exteriores, Boris Malakhov, en una declaración. Agregó que Moscú consideraba a las conversaciones una manera de acercar a los cuatro países en la escena mundial.
No obstante, aunque las inversiones BRIC han tenido un buen desempeño en los últimos años, últimamente parecen menos sólidas. Desde el 31 de diciembre el índice MSCI Emerging Markets BRIC ha caído un 5,3%, más que la baja del 3,1% en el índice general de mercados emergentes MSCI.

Ver comentarios