Enviar
• Préstamos otorgados en 2007 y 2008 aumentaron 40%
Boom crediticio pasa la factura
• Pero impagos crecen también

Durante 2004 y 2008 el crecimiento del crédito fue inusual: un 40% promedio en las carteras de todos los bancos del país.
Las líneas de vivienda, comercio y consumo fueron las más favorecidas con el 68% de los préstamos otorgados, lo que significó ¢2.245 millones que se usaron para desarrollar negocios, edificios y casas propias.
El clima de estabilidad y bajas tasas de interés, como la histórica baja de la tasa básica pasiva a 4,25% en 2008, impulsaron tanto a inversionistas como a banqueros a activar el crédito.
Pero la factura de esa colocación tan fuerte (que duplicó los datos de los años anteriores) se está pagando este año. El nivel de impago de deudas para el primer semestre de 2011 es muy alto, sobre todo en los sectores más golpeados por la crisis internacional: turismo, desarrollo inmobiliario y comercio.
Los bancos más afectados son los estatales, sobre todo el Nacional, cuya cartera morosa a julio suma cerca de ¢78 mil millones, equivalente a 3,7% del total, un porcentaje muy arriba del límite exigido por la Superintendencia General de Entidades Financieras, establecido en un máximo de 3%.
Para el banco más grande del país, los créditos otorgados en zonas costeras para condominios, apartamentos y viviendas turísticas fueron los más afectados por la crisis económica.
“Guanacaste fue como un estado más de Estados Unidos. Compradores que dieron adelantos de hasta $100 mil prefirieron perder el inmueble antes de cancelar el resto de la deuda”, dijo Bernardo Alfaro, subgerente del Banco Nacional.
Esta situación tiene al Banco Nacional con una cartera de bienes adjudicados (los que se toman como garantía del crédito) que iguala su utilidad neta de año y medio, y lo ha obligado a hacer estimaciones por otros bienes para que sus indicadores no se deterioren más.
Este banco no es el único con crecimiento en bienes por rematar. Y esta situación afecta las utilidades de una entidad financiera dado que se tiene que aprovisionar un porcentaje del valor de ese bien mensualmente.
A pesar de lo anterior los bancos aprovechan un nuevo panorama de alta liquidez y bajas tasas para seguir prestando y el crecimiento que se ha tenido en el primer semestre de 2011 es de 10% en promedio.
Al corte de junio los bancos cuyas carteras de crédito habían crecido más son Lafise con cerca del 25%, Bansol y Cathay con un 16% y 15%.
“Hemos duplicado la colocación de créditos de 2009 a 2011 y somos uno de los tres bancos con menos morosidad al corte de este semestre. Eso se logra dada la manera como revisamos todos los créditos antes de su aprobación”, dijo Jimmy Hernández, gerente de Cathay.
El crecimiento de los créditos en 2011 nuevamente se ubica en las carteras de vivienda y consumo, sobre todo en colones, dadas las lecciones aprendidas con las variaciones del tipo de cambio de 2010.
El Banco Nacional por su parte ha crecido 6,5%, sobre todo afianzado por préstamos al sector servicios en zona franca.
“Aunque no vamos a quitar el acelerador somos más conservadores que antes, aprendimos a ser más cuidadosos, pedimos más prima en vivienda y niveles mayores de preventa en los proyectos inmobiliarios, dijo Alfaro. Quien añadió que el banco implementa un plan de acción para cerrar 2011 con una morosidad de 2,7%, cifra dentro de los límites establecidos por la Superintendencia.




Carolina Acuña
[email protected]






Ver comentarios