Boom inmobiliario pone en juego marca-país
Enviar
Desarrollo desordenado podría “manchar” fama costarricense en el exterior
Boom inmobiliario pone en juego marca-país

• Crecimiento constructivo preocupa al Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos

María Krystal Echeverría
[email protected]

La marca-país que Costa Rica promueve en el exterior es la de un destino turístico asociado a la democracia, paz y seguridad, variables de peso entre los extranjeros que optan por venir a vacacionar, pero que podrían estar en riesgo ante el crecimiento inmobiliario.
Durante los últimos cinco años, se ha producido un importante incremento en la construcción hotelera y de complejos habitacionales de lujo, principalmente en las zonas costeras, razón que ha puesto a correr a diversas entidades que luchan por el desarrollo sostenible y por no variar la imagen de Costa Rica en el exterior.

“El país se promociona mediante la conservación y sostenibilidad, pero existen problemas con el boom de la construcción que las autoridades de cada localidad no pueden controlar debido a sus planes reguladores”, explicó Olman Vargas, director ejecutivo del Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos de Costa Rica (CFIA), entidad que ayer presentó un informe que detalla el incremento de obras en las regiones turísticas.
Actualmente el turismo es una de las principales actividades generadoras de divisas, ante lo cual resulta indispensable mantener la marca-país, a juicio de los expertos. No obstante, casos como el desarrollo de Tamarindo preocupan a las autoridades de Turismo.
Actualmente 16 proyectos habitacionales esperan establecerse en esa localidad; de estos, diez ya están en proceso de construcción. Asimismo, durante 2007 se tramitaron permisos para 570 mil metros
cuadrados solo en Santa Cruz.
Por esta razón se quiere lograr que las diferentes municipalidades de la provincia orienten y fortalezcan sus planes reguladores bajo la conservación y sostenibilidad que promueve la actual marca-país.
“Tenemos que evitar los desarrollos que saturen las playas así como los edificios de concreto que generan problemática ambiental”, mencionó Vargas.
En ese sentido expusieron, como ejemplo de buen manejo, a la zona de La Fortuna de Sa
n Carlos, donde se ha procurado un desarrollo adecuado tanto para la región como para la naturaleza.
“El Colegio apoya y apoyará las acciones que conlleven al desarrollo sostenible y esperamos generen conciencia y un punto de reflexión”, concluyó Vargas.
Entre otras cosas, el Colegio desarrollará en los próximos meses un programa de capacitación para la correcta inspección de obras, dirigida a funcionarios de 15 localidades, entre estas, tres de la provincia guanacasteca.
Por otro lado, la Cámara de Turismo de Guanacaste es otra de las entidades que apoyan las acciones referidas al desarrollo viable con la naturaleza.
“En el caso de incumplir con el desarrollo sostenible nosotros denunciaríamos a las municipalidades que cometan infracciones, ya que estamos totalmente de acuerdo con un turismo sostenible y un desarrollo medido porque esa es la imagen que el país promueve”, detalló Alvaro Conejo, presidente de la Cámara.



Ver comentarios