Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Bonos del Tesoro: irresistibles para banca estadounidense

Bloomberg | Martes 29 abril, 2014



Bonos del Tesoro: irresistibles para banca estadounidense

Los bancos están aprovechando depósitos récord para poner más dinero en deuda pública en tanto entran en vigor las regulaciones. BLOOMBERG/LA REPUBLICA

Los bancos de los Estados Unidos están recobrando su apetito por deuda pública estadounidense.
Después de haber seleccionado a los bonos del Tesoro y bonos emitidos por organismos federales el año pasado por primera vez desde 2007, prestamistas comerciales como Bank of America Corp. incrementaron este año sus tenencias todos los meses, muestran datos de la Reserva Federal recopilados por Bloomberg.
Los bancos tienen ahora $1,85 billones de la deuda, un 2% menos que la cantidad récord que tenían a fines de 2012.
Dado que una deslucida recuperación del empleo y tasas hipotecarias más altas traban el crecimiento de los préstamos, los bancos están aprovechando depósitos récord para poner más dinero en deuda pública en tanto entran en vigor las regulaciones concebidas para limitar los riesgos asumidos.
Esta demanda contribuye a explicar por qué los bonos del Tesoro estadounidense están levantándose de las pérdidas más marcadas desde 2009, lo cual confunde a los pronosticadores que previeron caídas en momentos en que un fortalecimiento de la economía estadounidense llevó a la Fed a reducir su compra de bonos.
“La situación económica todavía no está totalmente definida y tienen que hacer algo con su efectivo”, dijo desde San Antonio Jeffery Elswick, director de renta fija en Frost Investment Advisors, que tiene a su cargo títulos de deuda por unos $5 mil millones. “Los bancos han sido grandes compradores de bonos del Tesoro estadounidense. Necesitan activos seguros”.
Los bonos del Tesoro estadounidense rindieron 2,2% anual, repuntando desde una pérdida de 3,4% en 2013. La deuda pública con vencimiento más prolongado es la que más se recuperó, conforme los bonos a 30 años subieron 10,8% en el mejor inicio de año desde por lo menos 1988, muestran datos de índices recopilados por Bank of America Merrill Lynch.
Los inversores en deuda se volcaron a los bonos del Tesoro estadounidense este año conforme los aumentos en el mercado de trabajo han sido imprecisos y el gasto en consumo sigue estando por debajo del objetivo de la Fed, pese a que el banco central inundó la economía estadounidense con más de $3 billones en efectivo barato desde la crisis financiera para estimular el crecimiento.
El conflicto latente entre Rusia y Ucrania también aumentó la demanda de los activos más seguros, provocando un vuelco en los pronósticos de los economistas en el sentido de que los rendimientos subirán todo el año en tanto la Fed reduce en forma escalonada sus compras mensuales de bonos del Tesoro y títulos garantizados por hipotecas.
Los rendimientos del pagaré a 10 años, que alcanzaron un máximo en 29 meses de 3,05% en enero, cayeron desde entonces y terminaron en 2,66 la semana pasada.

Bloomberg