Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


¿Bonos de la región en la mira?

Alfredo Puerta [email protected] | Lunes 14 marzo, 2011




¿Bonos de la región en la mira?

El problema con los bonos de Latinoamérica es que en su gran mayoría, las economías son muy dependientes de la Inversión Extranjera Directa y esta ha sido muy variable en los últimos tiempos.


El tema de la crisis en el Oriente Medio no es ajena a los mercados latinoamericanos y en especial a los bonos soberanos, que son aquellos que emiten los gobiernos en el mercado internacional para financiar sus proyectos de largo plazo.
Los bonos son sumamente susceptibles a los cambios en las condiciones macroeconómicas, ya que dependen de las tasas de interés para obtener sus precios de compra y venta en el mercado.
En vista de lo anterior, el peligro de una disminución en los suministros normales de crudo o la necesidad de utilizar las reservas o aumentar la producción global, traerá como consecuencia un aumento en las tasas de interés y por ende una disminución en el precio de los bonos.
Como es sabido, la tasa de interés representa el costo de oportunidad del dinero, que incluye el riesgo asociado y percibido del mercado. El mercado del crudo hace muy sensible este riesgo asociado, por lo que los inversionistas suelen ajustar las tasas de interés al alza para compensar cualquier eventual sorpresa.
De hecho el alza experimentada por el crudo en las últimas semanas impulsó a la mayoría de los bonos latinoamericanos hacia la baja; más aún, el impacto se expandió hacia los bonos denominados en monedas locales como ocurrió en el caso de México, donde los bonos denominados en pesos registraron una caída de casi un 2% en una semana.
De hecho muchos analistas ya apostaban a que el Banco Central Mexicano aumentara las tasas de interés ante un potencial aumento inflacionario generado por el aumento del crudo y sus derivados.
Sorprendentemente, el ligero cambio en la perspectiva de los precios del petróleo por el uso de las reservas en Estados Unidos o el potencial aumento en la producción de la OPEP, cambió esta percepción en menos de una semana y los bonos antes mencionado subieron cerca del 1,5% sus precios.
El problema con los bonos de Latinoamérica es que en su gran mayoría, las economías son muy dependientes de la Inversión Extranjera Directa y esta ha sido muy variable en los últimos tiempos, ya que su continuidad depende de la estabilidad de sus países de origen.
Es quizás por esto, que si bien algunas economías han logrado inclusive la calificación de grado de inversión, sus bonos no han generado el rendimiento esperado o han sido muy susceptibles a la volatilidad.
Respondiendo la pregunta planteada al principio, los bonos de la región sí están en la mira, ya que los inversionistas grandes han optado por reducir sus posiciones en bonos latinoamericanos dirigiendo sus capitales hacia bonos de países “más estables” e inclusive hacia las materias primas.
El problema es que esta volatilidad no pareciera ser cosa pasajera y como lucen las cosas hasta ahora, es posible que los bonos de la región continúen reflejando pérdidas por exceso de volatilidad.

Consultor financiero
[email protected]