Bolivia espera ampliación de preferencias arancelarias de EE.UU.
Enviar
Bolivia espera ampliación de preferencias arancelarias de EE.UU.


La Paz EFE

El Gobierno y sectores empresariales de Bolivia son optimistas ante la posibilidad de que Estados Unidos apruebe una nueva ampliación de la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y Erradicación de Drogas (ATPDEA).

El embajador boliviano en Estados Unidos, Gustavo Guzmán, aseguró que una delegación encabezada por el ministro de Producción, Javier Hurtado, visitará ese país la segunda semana del mes de febrero para realizar gestiones ante el Congreso, el Gobierno y empresarios.
El diplomático se mostró confiado en que la delegación boliviana se reúna con los congresistas estadounidenses con "las condiciones y el contexto que hicieron posibles las dos anteriores extensiones" de las preferencias arancelarias.
La ATPDEA, que beneficia a Colombia, Perú, Bolivia y Ecuador por su lucha contra el narcotráfico, libera del pago de aranceles a parte de las exportaciones de esos países a Estados Unidos y vence el 28 de febrero.
Tras entrar en vigor en agosto de 2002, el ATPDEA fue prorrogado a finales de 2006 y por segunda vez en julio pasado.
Estados Unidos ha mostrado ya su disposición a volver a renovarlo con Perú y Colombia, pero ha señalado que el caso ecuatoriano y boliviano deberá ser sometido a ciertos condicionantes.
Otro elemento que invita al optimismo en Bolivia es la gira por la región andina de una delegación de congresistas estadounidenses, prevista para febrero y que estará encabezada por el demócrata Elliot Engel, el presidente de la Comisión del Hemisferio Occidental de la cámara legislativa.
"Si el Congreso americano hubiese decidido que no hay ninguna posibilidad" de renovar el ATPDEA, el congresista Engel "no estaría viniendo a Bolivia", dijo Marcos Iberkleid, presidente de Ametex, la principal exportadora textil del país.
Sin embargo no todos los empresarios son tan optimistas y, así, el presidente de Cámara Nacional de Exportadores, Eduardo Bracamonte, no cree que la situación haya mejorado.
"Por un lado se pide el ATPDEA, por otro lado se hostiga continuamente al representante de Estados Unidos en Bolivia", dijo Bracamonte en relación a los continuos roces entre el Gobierno del presidente Evo Morales y el embajador estadounidense en La Paz, Phillip Goldberg.
En enero, durante su informe de gestión ante el Congreso, Morales afirmó que no pedirá "de rodillas" a Estados Unidos una nueva ampliación de la ley de preferencias arancelarias porque su país tiene "mucha dignidad".
Según cifras oficiales, cerca de 100.000 empleos dependen en Bolivia de esta normativa.
El Gobierno boliviano manifestó recientemente que buscará exportar los productos bolivianos a la Unión Europea, China y Mercosur si Estados Unidos no aprueba una nueva prórroga del ATPDEA.

Ver comentarios