Enviar
Boca sonrió al final
Empate de Erviti al 92 apagó festejos de River

En las gradas y el banco se celebraba, River Plate estaba derrotando a Boca Juniors en su primer enfrentamiento desde que el millonario regresó a la primer división, pero un gol de Walter Erviti al 92 apagó toda la fiesta del equipo de la franja y deparó un 2-2 final ante Boca Juniors.
Hacía casi año y medio que los eternos rivales no se veían las caras por el certamen argentino y el ambiente en el barrio de Núñez era de fiesta, uno de los espectáculos futbolísticos más apasionantes del planeta estaba de vuelta y nadie quiso perdérselo en un estadio a reventar.
El local se adueño del partido desde el inicio, muy rápido se puso arriba con el tanto de Leonardo Ponzio, tras un horror del meta Agustín Orión apenas al primer minuto. Un tiro libre al área desde muy lejos se coló entre las manos del arquero, calentando el juego desde muy temprano
El “millo” fue mejor en la primera parte y lo continuó siendo en el complemento.
Para la segunda parte el mérito seguía siendo del cuadro de Matías Almeyda, no desfallecía en conseguir otro gol y lo consiguió a los 70 minutos tras una gran jugada colectiva entre David Trezeguet, Carlos Sánchez y el uruguayo Mora, quien al entrar al área chica, dribló a Orión y definió el 2-0.
Era todo fiesta el regreso de River al clásico, no solo ganaba sino que su rival no mostraba armas para emparejar el marcador, pero una torpeza en el área propia, le permitió a Silva descontar de penal para su equipo y meterse en el partido a los 75´.
Ya en el tiempo de reposición, un centro que lucía sin destino, lo pescó Silva y apareció Erviti para tocar antes de la llegada del meta Barovero y establecer el inesperado y hasta injusto 2-2 ante lo visto en la cancha.

Sergio Alvarado
[email protected]

Ver comentarios