BMW eleva producción de auto eléctrico i3
La tasa de producción actual se traduce en cerca de 20 mil vehículos para todo el año, casi el doble del pronóstico inicial de ventas de BMW. BLOOMBERG/LA REPUBLICA
Enviar

BMW eleva producción de auto eléctrico i3

Bayerische Motoren Werke AG, el mayor fabricante del mundo de vehículos de lujo, ha incrementado la producción del i3, el vehículo eléctrico urbano, un 43% para satisfacer la demanda que ha superado las expectativas iniciales del fabricante de automóviles.
El fabricante premium en las últimas semanas aumentó la producción diaria de 70 a 100 vehículos en la fábrica de Leipzig, Alemania, donde se ensambla el modelo, dijo Harald Krueger, jefe de producción de BMW, en un comunicado enviado por correo electrónico a Bloomberg.


BMW ya ha fabricado más de 5 mil unidades del i3 desde el inicio del año, dijo Krueger. La tasa de producción actual se traduce en cerca de 20 mil  vehículos para todo el año, casi el doble del pronóstico inicial de ventas de BMW.
BMW comenzó con el lanzamiento del i3 el pasado mes de noviembre y comenzará con las entregas al mercado del auto deportivo híbrido i8 en junio. Ambos vehículos tienen un chasis de fibra de carbono para reducir el peso y mejorar la eficiencia del combustible.
El fabricante de automóviles con sede en Múnich dijo en febrero que está construyendo una segunda planta de producción gestionada en forma conjunta con SGL Carbon SE para impulsar el ensamblaje del material.
"Tras la introducción en el mercado europeo, ahora estamos desarrollando el i3 en los EE.UU.", dijo Krueger en el comunicado. "EE.UU. será el mayor mercado para el i3".
El máximo responsable ejecutivo, Friedrich Eichiner, dijo en octubre que la compañía estaba considerando la posibilidad de aumentar la producción del modelo después de que la demanda inicial superó las expectativas. BMW dijo en ese momento que tenía 11 mil pedidos del automóvil compacto, que costará $41.350 en los EE.UU., y que su objetivo era vender más de 10 mil en el 2014.
"BMW invirtió una gran cantidad de dinero" en el impulso de sus autos eléctricos y en el uso de fibra de carbono, dijo Stefan Bratzel, director del Centro de Gestión Automotriz de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Bergisch Gladbach, Alemania. "Fue una decisión audaz, pero tiene cierto riesgo también debido a que la producción es compleja. Tienen que hacer que esto funcione”.


Bloomberg


Ver comentarios