BMW busca socios para crear cerebro de automóvil sin conductor
Foto Bloomberg
Enviar

BMW está acelerando los planes para sumar experticia tecnológica en su carrera con empresas de la talla de Apple y Google para fabricar automóviles suficientemente inteligentes para reaccionar como conductores humanos.

El fabricante alemán está impulsando la adquisición de startups, la creación de sociedades con empresas de tecnología y la contratación de talentos para elaborar un cerebro electrónico para la nueva generación de vehículos, dijo Klaus Fröhlich, jefe de desarrollo de BMW AG Miles de millones de euros están en juego por los beneficios potenciales mientras el interés en el sector automotor se inclina gradualmente hacia los taxis autónomos.

“Hay un juego de poder que se está dando con otras compañías que compran competencias en software a toda velocidad”, dijo Fröhlich. “Nosotros definitivamente requerimos socios en esta área y necesitamos desarrollar recursos propios a gran escala también”.

BMW se está posicionando ante un futuro en que las ganancias provendrán más de la prestación de servicios de transporte que de la venta de vehículos. El líder del mercado de autos de lujo enfrenta un desafío particularmente difícil ya que ha fundado su identidad en torno al desempeño de la conducción.

Los robotaxis constituirán el 40% de las ganancias de la industria automotriz hacia el 2030, la mayor fuente individual para generar dinero, según la empresa consultora Roland Berger. Al destacar estas perspectivas, el valor de Uber Technologies Inc. asciende a $62.500 millones, sobre los 46.700 millones de euros ($51 mil millones) de BMW, a pesar de que el fabricante de autos posee una red global de plantas, cerca de 122 mil empleados y más de 2 millones de vehículos construidos el año pasado.

La empresa que logre ofrecer traslados compartidos sin conductor en forma económica y antes que los demás “dominará este mercado”, dijo Fröhlich. “Es una propuesta de negocio que vale miles de millones en ingresos y que costará miles de millones en desarrollar”.

El próximo nivel de la tecnología de vehículos sin conductor debe procesar el mundo de una forma más parecida como los cerebros humanos lo harían, decodificar datos de sensores, cámaras y radares para reaccionar a sorpresas y evitar colisiones.

La cooperación de BMW con empresas de tecnología probablemente se enfocará en startups. Un ejemplo radica en la participación minoritaria de BMW iVentures en RideCell, su socio de servicios de reservas de viajes que se inauguró en Seattle este año. Algunos de los actores principales en el campo de software de interpretación de datos de sensores para autos incluyen a Autoliv AB y Nvidia Corp. A su vez, Fröhlich advirtió la sólida reputación de Mobileye NV en cámaras y software para evaluar datos visuales.

BMW adquirió otra pieza importante del rompecabezas el año pasado, la unidad de mapas en tiempo real HERE. BMW, Daimler AG y Audi de Volkswagen AG compraron HERE a Nokia Oyj en 2.800 millones de euros y están buscando más socios. El consorcio probablemente terminará de reunir socios hacia fin de año, dijo Fröhlich.

HERE necesita socios con habilidades analíticas y basadas en el sistema de nube, dijo, en tanto otras compañías en sectores de aparatos electrónicos de consumo y logística serían “muy bien recibidas”.



Ver comentarios