Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Biocombustibles serán limitados por costos

| Sábado 19 abril, 2008



Biocombustibles serán limitados por costos


Sídney- El crecimiento de la oferta y demanda de biocombustibles será limitado más por obstáculos económicos y tecnológicos que por la disponibilidad global de tierras, dijo Wood Mackenzie Consultants Ltd., una consultora de energía con sede en Edimburgo.
Los altos costos de producción ocasionados por el precio de las materias primas son “un significativo factor restrictivo sobre la demanda”, dijo en un correo electrónico Alan Gelder, subdirector general para refinación y comercialización de petróleo en Wood Mackenzie. Hay pocas tecnologías comercialmente viables para satisfacer la demanda de biocombustibles hechos de materiales no alimenticios, agregó.
Entre los biocombustibles están el etanol, que suele fabricarse a partir de productos agrícolas como el azúcar o los granos, y el biodiésel, hecho de aceites vegetales o grasas animales. Se mezclan con gasolina y diésel para reducir la contaminación de los motores de los vehículos. La Unión Europea tiene previsto aumentar a 20% la cuota de biocombustibles en el carburante para el transporte para 2020.
“A fin de cumplir sus objetivos en materia de combustibles renovables para el transporte, la UE deberá incluir cantidades más altas de etanol en su conjunto de carburantes para el transporte”, dijo Gelder en un comunicado el jueves a última hora. Las observaciones se basan en un estudio realizado conjuntamente por Wood Mackenzie y Celeres, una consultora brasileña de negocios agrarios.
La limitada disponibilidad de materias primas de precio económico para la fabricación de biodiésel --como el aceite de soja-- podría tener un impacto adverso en el sector de refinación, dijo Gelder.
Royal Dutch Shell Plc, la mayor compañía petrolera de Europa por valor de mercado, y Chevron Corp. han invertido en tecnologías que les permitirán desarrollar biocombustibles que no usen cosechas de alimentos, dijo en diciembre Sanford C. Bernstein & Co.
Shell, con sede en La Haya, dijo el jueves que se había completado la construcción de la primera planta de producción comercial para transformar biomasa en combustible diésel sintético. La fábrica, levantada en Freiburg, Alemania, por Choren Industries GmbH, empezará a producir combustible a partir de desechos de madera en los próximos ocho a 12 meses, dijo Shell. Tendrá una capacidad de 18 millones de litros de combustible al año. Shell tiene una participación en Choren.
En Asia, el uso de biocombustibles seguirá siendo “relativamente bajo”, aun cuando la región aumentará sus exportaciones de biodiésel y aceite de palma, según el estudio. Brasil, donde la producción y uso de biocombustibles son los más avanzados del mundo, “va camino de convertirse en la Arabia Saudita del etanol”, agrega.