Biden recalcó dificultad para canalizar ayuda al istmo
Enviar
Vicepresidente estadounidense destacó “la difícil situación financiera” como impedimento para aumentar cooperación
Biden recalcó dificultad para canalizar ayuda al istmo

• Mandatarios de la región pretendían apoyo para capitalizar el BCIE y el BID

Carlos J. Mora
[email protected]

“Vine a escuchar, pero les pido tolerancia y paciencia para estos planes, estamos en un momento de transición, el mundo ha cambiado totalmente”.
Con estas claras palabras Joe Biden, vicepresidente de Estados Unidos, les dijo ayer a los presidentes de Centroamérica que por ahora prácticamente no existen posibilidades de ampliar la cooperación que le están solicitando al gobierno del presidente Barack Obama.

El listado de seis peticiones hecho por Centroamérica, más las ocho solicitadas de manera bilateral por Costa Rica, tendrán que aguardar hasta que la crisis económica internacional dé señales de acabarse.
Biden recalcó la dificultad que tiene en estos momentos su gobierno para canalizar más ayuda a Centroamérica y justificó su posición en la “difícil situación financiera” que atraviesa Estados Unidos.
Asimismo, el segundo de a bordo en la administración Obama destacó que el Gobierno estadounidense está impulsando un plan de rescate financiero y que de su éxito dependerá en mucho el grado de ayuda que podrá dar al istmo.
Entre las peticiones de la región estaba la capitalización de los bancos Centroamericano de Integración Económica (BCIE) e Interamericano de Desarrollo (BID). Si bien no se habló de un monto, el BCIE estaba abogando por que se aumentara su autonomía para emitir deuda subordinada de $2 mil millones a $5 mil millones.
“Después de la crisis vendrá una oportunidad significativa, una oportunidad similar a la que tuvieron nuestros abuelos al término de la II Guerra Mundial para crear una nueva estructura mundial y hacer una sola cosa, incrementar el potencial de prosperidad de todos los países y eso es lo que queremos”, aseguró Biden.
Dentro de la agenda abordada, los temas de seguridad, lucha contra el narcotráfico e inmigración estuvieron presentes.
En este último punto, Biden descartó que Estados Unidos vaya a consolidar el Estatuto de Protección Temporal (TPS) para los centroamericanos a corto plazo, como ha solicitado la región.
“No habrá una respuesta inmediata en el tema de las deportaciones y los cambios en el TPS no se darán en un mediano plazo a través de una reforma integral a la política migratoria de Estados Unidos”, adujo el norteamericano.
El TPS es un amparo que concede Estados Unidos a ciudadanos de países que sufren los efectos de un conflicto armado en curso, un desastre ambiental u otras condiciones extraordinarias y temporales.


Ver comentarios