Logo La República

Martes, 19 de octubre de 2021



NACIONALES


Berrocal mueve sus cartas

Esteban Arrieta earrieta@larepublica.net | Miércoles 09 enero, 2013



Renuncia a la candidatura no sería gratis

Berrocal mueve sus cartas

Aspirante desea influir en proyectos de Araya y no se descarta un puesto

Como si se tratara de un juego de póquer, Fernando Berrocal mueve sus cartas con habilidad y se niega a renunciar a sus aspiraciones políticas sin lograr algo a cambio.
Lo principal para el exministro de Seguridad es negociar con Johnny Araya, virtual candidato del PLN, la inclusión de varios proyectos de ley en la agenda del futuro aspirante.
No obstante, en su juego de cartas vislumbra la posibilidad de que su tendencia logre cuotas de poder en la futura administración.
Incluso, una diputación o una embajada para él, como lo hizo a inicios de este gobierno, cuando representó al país en Panamá.
“Me interesa que negociemos una serie de proyectos que como grupo queremos ver hechos realidad. Vamos a tomar una decisión madura basada en propuestas”, expresó Berrocal, quien niega que su mayor interés esté relacionado con un puesto.
En ese sentido, Berrocal manifiesta que hay una serie de coincidencias con Araya, que haría fácil la unión.
En el pasado, Antonio Alvarez Desanti renunció a sus aspiraciones políticas, dio el apoyo a Araya y fue nombrado jefe de campaña y primer lugar para ser diputado por el cantón central de San José.

A pesar de que las encuestas apenas le otorgan un 2% de respaldo popular, Berrocal rehúsa a renunciar a sus aspiraciones políticas, como lo hizo el viernes pasado el exministro de la Presidencia Rodrigo Arias, quien se retiró de la contienda por la amplia ventaja que lleva Araya en este tipo de mediciones.
De mantenerse en pie de lucha, Berrocal obligaría al PLN a organizar una elección interna el 21 de abril, que costaría alrededor de ¢300 millones al partido.
Para Araya convertirse en candidato sin participar en una elección interna es importante, pues no se desgastaría en una convención y podría enfocar todas sus energías en defender una candidatura presidencial ante la oposición.
Asimismo, no gastaría valiosos recursos económicos en una primera ronda que a final de cuentas no tiene mayor sentido, pues de confirmarse las encuestas, “las cartas están echadas”.
El lunes pasado, Berrocal y Araya tuvieron un encuentro durante apenas 45 minutos, por lo que no pudieron profundizar en las condiciones del exministro de Seguridad para abandonar la carrera electoral.
En ese sentido, Berrocal espera que en los próximos días se dé otro encuentro, pero en esta ocasión con la participación de Luis Alberto Monge, expresidente de la República y tío de Araya.
En los últimos meses, el exmandatario Monge jugó un papel fundamental en la derrota de la tendencia dirigida por Oscar y Rodrigo Arias en el PLN, pues atrajo a los figueristas a la tendencia y logró la inclusión de Antonio Alvarez en el movimiento arayista.
La pretensión de Berrocal de mantenerse en pie de lucha podría chocar contra pared.
Esto, porque el PLN obliga tradicionalmente a sus aspirantes, a financiar el proceso interno. En este caso, la cuota sería de alrededor de ¢50 millones.
No obstante, Berrocal insiste en que el PLN tiene el dinero para financiar ese proceso y que el costo debe ser deducido de la deuda política, por lo que presentó un recurso de amparo electoral.


Esteban Arrieta
earrieta@larepublica.net





© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.