Enviar
Benjamín sacó las uñas
Bradley Wiggins mantiene la camiseta amarilla en otro día con accidentes

El francés Thibaut Pinot (Francaise), el benjamín del Tour, con solo 22 años de edad, se rebeló ante la persecución del grupo de favoritos y ganó en solitario la octava etapa disputada entre Belfort y Porrentruy (Suiza), de 157,5 kilómetros, demostrándole a su técnico que no se equivocó en tomarle en cuenta, pese a su juventud.
Este chico le dio la primera victoria a Francia en el actual Tour, tras culminar una escapada larga, que se tornó en solitario en el ascenso a La Croix, principal dificultad montañosa del día, de primera categoría, donde logró la cabeza de carrera. Administró la ventaja y logró entrar en la meta con 26 segundos sobre el grupo de diez corredores con todos los favoritos, que fueron incapaces de impedir el sueño del juvenil Pinot.
El grupo del líder entró a 26 segundos encabezado por Cadel Evans, quien respondió a un último ataque de Vandenbroucke, y donde también estaban Gallopin, el líder Wiggins, Nibali, Vandenbroeck, Froome, Menchov y Zubeldia.
Al final la sonrisa mayor fue para Bradley Wiggins por mantener el maillot amarillo dejando estáticas las diferencias con Cadel Evans a 10 segundos y Vincenzo Nibali a 16. Wiggins aseguró que sueña con ser el primer británico que entre de amarillo en París, para lo que no se puede dejar de trabajar.
"El Tour de Francia es la carrera más importante del mundo. Los medios de comunicación, el publico en las carreteras,... no hay nada más hermoso. Ganarlo es mi objetivo desde que fui cuarto en 2009. Vamos a hacer todo lo posible para ganarlo", aseguró.
Por su parte, el segundo en la General Cadel Evans (AUS/BMC) dijo que “Traté de anticiparme en la última curva, antes de meta para tomar impulso pero no ha sido posible. Froome ha tenido piernas y Wiggins, con el equipo que tiene es difícil atacarle".
Durante la jornada también continuaron las caídas y las bajas, esta vez la del español y campeón olímpico, Samuel Sánchez (Euskaltel) quien sufrió una aparatosa caída y terminó en la ambulancia con fractura del metacarpo de la mano derecha y una fuerte contusión en la clavícula izquierda, lo que le obligó a retirarse del Tour. En la misma caída se le echaron encima el francés Pineau y Alejandro Valverde.
El Tour de Francia de 2012 se jugará en la lucha contra el crono, según coinciden todos los especialistas y la etapa de hoy, la novena, constituye el primer momento importante de la edición, con 41,5 kilómetros cronometrados entre Arc-et-Senans y Besançon.

Luis Rojas y EFE
[email protected]


Ver comentarios