Enviar
Belén asustó a la Liga
Cuerpo técnico rojinegro terminó pidiendo tiempo

No solo el hombre es el único animal que tropieza en la misma piedra; los equipos de fútbol también; en todo caso están formados por hombres. A la Liga y al Machito Ramírez por poco les sucede ayer en el Estadio Nacional lo mismo del clásico. Ganaban cómodamente 2-0; descontó Belén 2-1 y en el cierre, dos tiros de esquina y dos tiros libres a favor de los belemitas, pusieron a temblar al cuerpo técnico erizo (remember José Mena).
Ramírez, Montero y Marín se tiraron a pista a suplicar el final del partido; se habían dado cinco minutos de reposición y aquello fue un martirio. Las tres variantes que ordenó Vinicio Alvarado le dieron un nuevo aire a su formación, Rodolfo Arnáez, Giancarlo Palacios y John Sánchez vitalizaron a la oncena anfitriona y el cierre del juego fue de lo poco que valió la pena de la confrontación.
Alajuelense está cargado de compromisos; su calendario es apretado y Oscar Ramírez está cargado de responsabilidades y busca administrar el oxígeno, las piernas y la mente de sus jugadores.
Con el juego parejo y Belén más agresivo que los manudos, con buenas incursiones por el sector derecho a cargo de Rigo Ramírez y Marco Mena, llegaron no muy justamente dos goles manudos fulminantes y consecutivos.
En el minuto 23, Kevin Sancho recibe un rebote de la retaguardia belemita y suelta un mortero alto que se mete en el ángulo de mano izquierda del portero Carlos Méndez. Primer gol oficial en el nuevo Estadio Nacional.
Enseguida anota Allen Guevara en posición prohibida y se anula la acción, pero dos minutos después, Pablo Gabas filtra un pase largo que tiene a Jonathan MacDonald como receptor y el ariete vuela entre las tenazas de Rox González y Alejandro Cordero que acribillan los tobillos del ariete durante todo el juego y el goleador define por bajo y vence a Méndez con el 2-0.
Mucha ventaja para lo visto en el campo; un tiro libre del Pupy López despierta los reflejos de Pemberton, mientras que el pequeño Mena se fuga y se fuga una y otra vez sin receptores de su nivel.
En la segunda parte el Alajuelense administra su ventaja y vive de la renta; se juega fuerte, se pega duro a los tobillos y hay roces y choques; se dan MacDonald y González; se dan Sancho y Michael Barquero que juega una segunda parte muy buena; se dan Salvatierra y Ramírez.
Cuando la Liga saca a Gabas se queda sin motor y Belén aprovecha y encima, Mena la eleva, Arnáez la estrella en el poste, Cordero la eleva; Barquero vuela por la franja izquierda y en el min. 80 cae el descuento. Rodolfo Arnáez gana la línea de fondo por la izquierda, centra y Marco Mena madruga a Pemberton, apenas tocándole la píldora con la punta del zapato en la nariz del portero.
Entonces el juego se calienta y vive diez minutos de alta tensión; la Liga no se encierra y busca rematar pero Belén está encendido y motivado, lo que pone un telón muy emotivo al cierre del cotejo.

Gaetano Pandolfo
[email protected]
Ver comentarios