Enviar
Bayern allana el camino

El Bayern de Múnich compró dos acciones de alto valor para las semifinales de la Liga de Campeones, ayer, cuando con goles de Mario Gómez y Arhen Robben sellaron la victoria en el terreno del Olympique de Marsella (0-2) con lo que llevarán amplia ventaja en el juego de vuelta.
El conjunto germano se mostró muy superior al francés, que apenas casi aguantó el primer tiempo, aunque tuvo que marcharse al descanso, abajo en el marcador.
Los de Didier Deschamps dejaron una muestra de todos los argumentos que les han sumido en una crisis de enormes circunstancias, con nueve partidos consecutivos sin conocer la victoria, ocho de ellos con derrotas.
La desorganización y falta de poder ofensivo que dejaron en el encuentro ante el Bayern los dejaron a merced de los de Jupp Heynckes, que solo tuvieron que controlar el encuentro y fiarse de alguna genialidad de sus atacantes para marcharse con un pie en la siguiente ronda.
Poco a poco el escaso empuje local se fue diluyendo ante el empuje de un Bayern que no apretó demasiado, pero lo suficiente como para que la sensación de peligro fuera constante.
Hasta que en el min. 44 Gómez culminara un contragolpe que nació de una mano de Lahm, pasó por los pies de Ribéry y Robben, el cual sirvió bien para que el jugador de origen español lograra su undécimo tanto en la máxima competición europea.
Tras el descanso, con el marcador en contra, se dejaron notar más las carencias del Marsella. En casa, obligado a marcar, apenas si llevó peligro al área rival.
Al contrario, con el paso de los minutos, la maquinaria alemana volvió a imponerse y el partido transcurrió de nuevo en el terreno de juego de los franceses para que Robben sellara la cuenta.
El resto del encuentro sirvió para poco. Heynckes decidió sacar del campo a Ribéry, exjugador del Marsella, que pudo comprobar que no ha dejado un buen recuerdo a orillas del Mediterráneo, donde fue silbado.

París/EFE
Ver comentarios