Enviar
Barcelona debuta con goleada

Un vendaval de juego y goles. Un festival de fútbol ofensivo, triangulaciones imposibles y combinaciones al primer toque. El campeón irrumpió en la Liga a lo grande. Dándole un baño en toda regla (5-0) al Villarreal, un rival de “Champions”, un equipo que tradicionalmente le había creado muchos problemas en el Camp Nou y que ayer fue sometido por un Super Barça.
El Barça neutralizó el riesgo que suponía dejar tanto espacio detrás con una presión asfixiante en el campo del rival. Robar rápido y tocar, robar rápido y tocar. Todo a velocidad de vértigo.
Eso y dos goles. El primero, un disparo cruzado de Thiago desde la frontal a los 25 minutos. El segundo, propiciado por la enésima llegada de Cesc desde la segunda línea y el enésimo intento de Messi, esta vez no frustrado, de conectar con el de Arenys.
El “solo” del Barcelona se acentúo aún más tras la reanudación. Otros dos goles en los primeros cinco minutos finiquitaron el partido, si no lo estaba ya. El tercero de Thiago para Alexis, el cuarto de Iniesta para Messi. En ambos, el pasador dejaba, con precisión milimétrica, solo al goleador, que definía ante un Diego López ya vendido.
A falta de 40 minutos para el final, el técnico del Villarreal ya había entregado definitivamente el partido, sentando a Borja Valero, con algunos problemas físicos, Cani y Nilmar, tres hombres básicos en su esquema de juego.
En cualquier momento podía caer el quinto, y el quinto cayó a la media hora de la segunda, con una triangulación entre Messi y Thiago -enorme partido el suyo- que finalizó el argentino para el 5-0, definitivo.

Barcelona/EFE
Ver comentarios