Barcelona podría estar 6 años sin jugar
Lionel Messi, jugador del Barcelona. Foto: Página oficial del Facebook.
Enviar

El parlamento de Cataluña aprobó  una resolución declarando la independencia de esta región del noreste de España, una decisión que puede afectar el futuro del Fútbol Club Barcelona y otros equipos profesionales de esa región como el Espanyol y el Girona, según informó la prensa internacional.

La decisión unilateral con que se llevó a cabo la independencia catalana no afectará inmediatamente al deporte, pero sí podría hacerlo con el correr de los meses, si la FIFA o las federaciones no llegan a un acuerdo.

La mayoría de las autoridades deportivas de la región, entre ellas,  las del Barça, se han mostrado optimistas y dispuestas a seguir compitiendo en sus actuales ligas, pese a que el Parlamento declaró la creación de una República Catalana.

Sin embargo,  la ley del deporte no acepta que equipos de otros países puedan jugar oficialmente en la liga local, a excepción de Andorra, un pequeño país soberano del suroeste de Europa.

El gobierno de España tendrá que tomar la decisión de hacer una excepción con los nuevos clubes del estado independiente, aunque eso parece imposible.

Miguel Cardenal, presidente del Consejo Superior de Deportes de España, aseguró que la exclusión de los equipos catalanes de las competencias españolas sería “algo natural” si Cataluña se independiza.

“Los deportes fueron organizados de acuerdo a criterios geográficos, los clubes participantes no pueden ser de otros países”, expresó Cardenal.

De momento no habrá cambios inmediatos en La Liga española. No habrá exclusiones y el torneo seguirá de la misma forma que hasta ahora. Tampoco pasará nada con la Liga de Campeones de Europa, por lo que el FC Barcelona podrá competir de manera normal hasta que finalice la temporada en mayo de 2018. El problema es lo que pasará después.

Si la Federación Catalana de Fútbol se adhiere a la independencia, es un hecho que los clubes profesionales de la región no podrán seguir compitiendo en las ligas españolas.

Cataluña tendría que solicitar ante la UEFA la inclusión de sus clubes en las competiciones oficiales del continente. Lo peligroso es que este proceso podría llevarse hasta 6 años, tiempo en el cual equipos como el Barcelona no podrían ver acción de manera oficial.



Ver comentarios