Barcelona ficha a dos niños costarricenses
Enviar

Sebastián Quesada y Sara Telles son dos niños costarricenses que están viviendo una oportunidad del más alto calibre a nivel futbolístico; ya que desde el pasado domingo se encuentran conociendo las instalaciones del FC Barcelona.

En esta visita de una semana, ellos no solo tendrán la oportunidad de conocer la totalidad de las instalaciones y del club; sino que podrán asistir a un partido en el estadio y convivirán tanto con representantes del equipo como con jugadores de las diferentes categorías.

Quesada es portero de las ligas menores de Liga Deportiva Alajuelense desde hace cuatro años y sueña con llegar a ser jugador profesional.

“Mi profe de porteros, Wardy Alfaro, me dio la noticia cuando estaba entrenando. Me sentí muy alegre, impactado, es una noticia que nunca creí escuchar. Quiero conocer el Camp Nou y ver el partido del Barcelona”, expresó Sebastián, quien tiene a Lionel Messi, Marc Andre Ter Stegen y Jasper Cillessen como sus jugadores favoritos.

Pese a no ser parte de los equipos ganadores, los observadores vieron en el un talento adicional que terminó pesando para que fuera seleccionado. Lo mismo sucedió con Telles.

“Me sentí muy feliz. Estaba en la escuela. Juego de defensa pero quiero ser delantera”, indicó la niña que sueña con ser jugadora del París Saint-Germain, y que también tiene a Messi como su jugador favorito.

Quesada y Telles no formaron parte de los equipos ganadores del torneo, pero por sus valores, esfuerzo y dedicación fueron premiados.

Ambos niños fueron electos por Scotiabank gracias al convenio firmado por la institución con el equipo catalán con el cual buscan promover la práctica del deporte en los jóvenes.

“¿Por qué promovemos el deporte? Porque son valores muy importantes en la formación de las personas. El fútbol te enseña mucho a trabajar en equipo, el valor de la superación personal y grupal y muchos valores necesarios en tu vida laboral, personal o profesional”, declaró Rocío Zamora, gerente de Relaciones Públicas de Scotiabank.


Ellos fueron seleccionados por la casa matriz de la empresa debido a la participación que tuvieron en un torneo organizado por el banco en las siete regiones del país y que es parte del programa “Soñando con el Fútbol”.

“Lo que queremos es premiar estudiantes, jóvenes o adolescentes, que se sientan apasionados con el deporte, que sean buenos estudiantes y que tengan una expectativa del fútbol como estilo de vida y los valores que conlleva para que puedan vivir una experiencia especial visitando las instalaciones del Barcelona”, comentó Zamora.

La idea es ayudar a niños que viven en una situación social difícil y darles una experiencia a la que su familia no podría llevarlos.

“Es una experiencia muy especial. Si sos apasionado del fútbol admirás a los equipos europeos o internacionales y poder conocer sus instalaciones y conocer de cerca el tipo de entrenamiento que tienen es un valor agregado muy importante”, agregó.

Al primer lugar del campeonato, que fue para el Colegio Saint Jude, también se le entregó a cada integrante del equipo como premio, un viaje de una semana al campo de entrenamiento del cuadro catalán.

El subcampeón del torneo, una escuela de Limón, también recibió su premio. Se les regaló la construcción de una cancha multiuso que cuenta con camerinos y gradería para que puedan seguir practicando el deporte.
 


Ver comentarios