Enviar
Barça gana a medio gas

Santander
EFE

El Barcelona logró ayer su cuarta victoria de la temporada, sin apenas sudar la camiseta, esta vez por 1-4 ante un Racing muy blando en defensa que se atemorizó y entregó tras abrir Ibrahimovic el marcador, con las mismas facilidades con las que anotaron luego Piqué y Messi, este en dos ocasiones.
El partido empezó con el Racing replegado ante un Barcelona que tocaba el balón sin prisas y que solo se acercaba al área del conjunto cántabro cuando este perdía la posesión en su propio campo, como en la acción que dio lugar al primer disparo a puerta, obra de Henry, que salió desviado.
El primer gol llegó en un saque de falta de Xavi, que abrió hacia Messi para que este colgara al segundo palo, donde Ibrahimovic ganó en el salto a su marcador y batió de cabeza a Toño, en el min. 21.
El Racing estaba muy tocado y, apenas cuatro minutos más tarde, la defensa cántabra contempló como Xavi tocaba fácil para Messi y el argentino marcaba con un disparo desde fuera del área, colocado a la base del poste derecho de la portería de Toño.
El Barcelona siguió aprovechándose de la débil defensa del Racing y, con un pase de Ibrahimovic, Piqué anotaba el tercer gol.
Y en jugada personal, Messi marcó el 4-0 en el min. 63. El descuento llegó en el min. 72, con un disparo de Serrano de larga distancia para el 4-1, definitivo.
En otro juego de la jornada Sevilla derrotó 2-0 a Mallorca.
Ver comentarios