Enviar
Barça a la final del Mundial

Abu Dabi, EAU/EFE

Con el argentino Messi en el campo, el Barcelona es más fuerte y mejor equipo, certeza que se volvió a cumplir en la semifinal del Mundial de Clubes, ya que la entrada del argentino en acción, tras ser suplente, contribuyó de forma notable para que su equipo se impusiera 1-3 al Atlante mexicano y alcanzara la final del torneo.
El Barcelona se medirá el sábado ante el Estudiantes de La Plata argentino en la final esperada y deseada también por la organización.
El Atlante desplegó un dispositivo en defensa para alejar al Barcelona unos 40 metros de su portería, con dos claras líneas de cuatro jugadores en cada una, que impidieron que Xavi, Iniesta y Touré, junto a Sergio Busquets, tuviesen espacios.
Además, en la construcción, Velasques estuvo muy encima de Xavi para impedir que el Barcelona dispusiera de su jugador más creativo. Las cosas se le pusieron bien al Atlante en el min. 5, cuando Guillermo Rojas le hizo un sombrero a Valdés en la salida desesperada del meta azulgrana y solo le quedó empujar el balón para el 1-0.
Y los aztecas bien pudieron aumentar el marcador, en el min. 11, Fernando Navarro encaró solo a Valdés pero centró sin precisión.
Después de esta nueva ocasión de gol del Atlante, se vio superado por los españoles, hasta que logró empatar el marcador en el min. 35, Sergio Busquets marcó el tanto del empate luego de peinar el balón Touré Yaya.
En el complemento, Guardiola se decidió por un doble cambio que rompió el partido. Entró Messi, ante el delirio de la afición, y también Gerard Piqué, por Touré y Rafa Márquez, respectivamente.
En la siguiente acción, Messi recibió dentro del área, regateó al portero y con un disparo cruzado envió el balón al fondo de las mallas para el 2-1.
Y en el min. 67, Iniesta colocó el balón a los pies de Pedro Rodríguez, para que este convirtiera el 3-1 definitivo que los llevó a la final del Mundial de Clubes.
Ver comentarios