Enviar

Optimización de la productividad, mayor inclusión social y fortalecimiento del sistema democrático mediante la banda ancha

Banda ancha: calidad asequible

El gobierno prometió anunciar próximamente un plan de banda ancha, que le permita al país colocarse a la cabeza de la región en esta materia durante los próximos tres años.
El sistema de banda ancha permite el tráfico de diferentes tipos de datos por Internet simultáneamente, con lo que aumenta la velocidad de transmisión.
Para que el esperado proyecto tenga éxito, antes es necesario analizar, entre otros aspectos, tres condiciones que podrían limitar los objetivos del plan y que LA REPUBLICA expuso en una nota publicada recientemente.
El principal desafío es garantizar un servicio de banda ancha realmente eficiente. En la actualidad, seis de cada diez usuarios de Internet tiene acceso a velocidades que en otras naciones vecinas son consideradas como bajas, pero que en el país son comercializadas como de alta calidad.
Una conexión eficiente, necesariamente nos conduce al segundo factor que es el precio del servicio, el cual podría generar un proceso excluyente para las familias de menores ingresos. Por esto, el plan gubernamental debe prever posibles bajas en los costos para el consumidor.
El último punto que señala la nota se refiere a las disparidades que existen entre la zona rural y la urbana en cuanto al acceso a las tecnologías. Debe el Estado procurar una mayor homogeneización entre los diferentes cantones del país para que la brecha digital no aumente entre regiones, entre géneros, ni entre clases socioeconómicas.
Si Costa Rica tuvo el acierto en su inicios como República de descubrir el vínculo que existe entre educación y democracia, le corresponde ahora tener la visión de ponerse al día en la incorporación de las nuevas herramientas que la tecnología ofrece, tanto para optimizar su productividad, como para promover la inclusión social y fortalecer su sistema democrático.





Ver comentarios