Enviar
Viernes 11 Noviembre, 2016

Los objetivos del banco deberían reenfocarse en mejorar el nivel de vida de los agricultores

Bancrédito debe volver a financiar el sector agropecuario

El Banco Crédito Agrícola de Cartago ha sido el foco de la crítica por parte de algunos exgerentes de bancos nacionales, y entre las opiniones que rescato por su experiencia está la de William Hayden, quien propone eliminarlo y crear un banco de fomento y desarrollo de segundo piso.

Bancrédito que nació el 1° de junio de 1918, es la institución financiera más joven de los tres bancos comerciales del Estado. En sus orígenes fue una casa bancaria de origen regional, fundada para promover el desarrollo de la provincia de Cartago, mediante el impulso de la agricultura.

Esto supone que su nacimiento fue para responder a la necesidad de servicios crediticios para mejorar la producción y la productividad de los pequeños y medianos productores agrupados en asociaciones y cooperativas, sector privado, y agroempresarios etc.

Inicialmente este banco puso de manifiesto el papel importante que juega la agricultura en una economía, porque no solo debe proporcionar alimentos, empleos e insumos sino que su función debe ser más protagónica, fomentando la inversión de los sectores público y privado en la productividad agrícola del país.

Costa Rica ya vivió la mala experiencia del cierre político del Banco Anglo y sus implicaciones para las finanzas públicas. Don William afirma que es tema de mala administración, pero en sus entrevistas pareciera que se inclina más un tema político que técnico.

Nuestro país sigue siendo agrícola lo que supone que Bancrédito debería enfocarse en actividades productivas del sector agrícola garantizando e incrementando la producción con infraestructura adecuada, en satisfacer la demanda nacional utilizando tecnología de punta y modernizando los renglones exportables y de otros que sirven de soporte al desarrollo de la agricultura.

Los objetivos del banco deberían reenfocarse en mejorar el nivel de vida de los agricultores, propiciando una explotación agrícola sostenible que contribuya al desarrollo económico del país.

Para el logro de sus objetivos el Bancrédito debería contar con la siguiente estructura: una oficina principal, con las siguientes divisiones: Administración General, Dirección General, y Operación General, cuyo propósito esencial sea programar, orientar, apoyar, supervisar y controlar las operaciones de crédito, recuperación de la cartera de préstamos, captación de recursos y cualquier otro servicio que ofrezca el Banco y que se llevan a cabo en las sucursales.

La agricultura es una importante fuente de vida y motor principal de crecimiento económico en los países en vías de desarrollo; por lo tanto, el crecimiento de la producción agrícola es una prioridad pública.

Finalmente, los agricultores necesitan más recursos financieros para adoptar las innovaciones tecnológicas. La producción agrícola es una actividad riesgosa y las ganancias en este sector son menores que en otros de la economía.

Luis Fernando Allen Forbes
Director ejecutivo
Asociación Salvemos El Río Pacuare