Enviar
Bancos registran desaceleración en crecimiento de sus utilidades
Disminución en el margen de intermediación provocada por una menor colocación de créditos afectó a entes estatales y privados en primeros siete meses

Víctor Sanabria
[email protected]

El sistema bancario nacional registró una disminución de sus ganancias de casi un 20,65% durante los primeros siete meses del año, de cara al mismo periodo en 2008.
Una de las causas más fuertes de esta variación se llama crisis financiera, la cual ha provocado que la economía interna se estanque, dificultándoles así a los entes financieros crecer en los activos más rentables, que son los créditos.
“Más bien, el último año ha estado marcado por una importante gestión en la sostenibilidad del volumen y calidad de los activos. No obstante, los bancos han seguido muy de cerca el accionar del Banco Central en materia de tasas de interés y política cambiaria”, comentó Luis Carlos Mora, director corporativo de finanzas del Banco Nacional.
Los bancos comerciales del Estado reportaron una caída en sus utilidades de un 29,6% a julio, mientras que la banca privada cayó en ganancias un 20,9%.
Otro “dolor de cabeza” esperable fueron las estimaciones de crecimiento sobre las carteras de crédito, de acuerdo con Marco Garro, asesor económico y financiero de la Cámara de Bancos e Instituciones Financieras.
A esto se le suma la disminución en el margen de intermediación financiera que enfrentaron los bancos durante el primer semestre. Ese fue el resultado del poco crecimiento de la cartera de crédito y del incremento en las tasas de interés pasivas por la competencia de captar recursos del público.
Las variaciones del tipo de cambio del colón frente al dólar también afectaron a ambos grupos, pero especialmente a los bancos estatales. Esto, pues al convertir las cuentas de los estados financieros a moneda local, los entes registraron mayores desaceleraciones en el ritmo de crecimiento de las utilidades, debido al diferencial cambiario.
“En lo que llevamos del año, las circunstancias derivadas de la crisis financiera mundial continuaron y la incertidumbre de los sectores productivos generaron un leve crecimiento en las carteras de crédito hasta el segundo trimestre, observándose un exceso de oferta versus una baja demanda de crédito. Esto afectó los niveles de crecimiento”, manifestó Mario Rivera, gerente general del Banco de Costa Rica.
En cuanto a las expectativas sobre los próximos meses, los actores de la industria concuerdan en que será necesario considerar la situación de contracción económica que está registrando el país. Ello, ya que dicho comportamiento impactaría en el dinamismo del sistema bancario, manteniendo un bajo ritmo en las colocaciones de crédito tanto en lo que resta de este año, como en 2010.
Además, es importante destacar que existe un elemento de riesgo sistémico de contagio producto de la normativa SUGEF 1-05 (Superintendencia General de Entidades Financieras). Esto debido a que aunque los deudores posean un historial de pago satisfactorio en una entidad financiera, podrían ver afectado su perfil de riesgo si mantienen operaciones con morosidad en otros intermediarios; ello incrementa el monto por estimación en todas las entidades.
“Es difícil hacer un balance final en estos momentos, ni siquiera me atrevería a decir que la crisis está llegando al final. Falta bastante camino por recorrer y no creo, siendo optimista, que podamos ver el resultado final de esto sino hasta dentro de unos 12 meses”, explicó Gilberto Serrano, gerente general de Banco Lafise.
Se les preguntó a ciertos bancos si planean crear algún tipo de reestructuración operativa como respuesta a esta desaceleración del crecimiento de las ganancias. Sin embargo, al cierre de la edición no habían emitido criterio.


Ver comentarios